Inicio / Reseñas / Reseña | ‘Civil War: Los 4 Fantásticos’

Reseña | ‘Civil War: Los 4 Fantásticos’

Hora de reseñar el tomo complementario de ‘Civil War’ dedicado a la primera familia de Marvel. Ya era sabido que el grupo se había roto como consecuencia de la guerra entre superhéroes, pero, como con la mayoría de las cosas, Millar no es que profundizara demasiado en ellos más que en mostrar la propia ruptura y escribir a Mr. Fantástico como un cretino cuyos actos eran incomprensibles. Pues bien, en este tomo, Joseph Michael Straczynski sigue mejorando al evento principal, como ya lo hizo con el tomo dedicado a Spiderman, pues profundiza en los componentes de Los 4 Fantásticos (en mayor o menor medida), y muestra lo dolorosa que puede ser una disección en la familia más célebre de La Casa de las Ideas.

No es sólo mérito de Straczynski, pues el que era también guionista Dwayne McDuffie toma el relevo antes incluso de que acaben los acontecimientos de ‘Civil War’ en la cabecera fantástica (Straczynski se iría por incomodidad creativa). De hecho, es cosa de McDuffie el darle una razón de peso a Mr. Fantástico para hacer lo que hace. No os engañaré, me sigue pareciendo fuera de lugar, pero puesto a obedecer a Millar, el guionista se saca de la manga (tal vez demasiado), una razón científica y lógica acorde con el tipo de personaje que es Reed Richards, para que éste apoye el Acta de Registro y todo lo que él y Iron Man están haciendo. Una razón apoyada en la ciencia (bueno, su ciencia, ya me entendéis), y que no tiene otro objetivo que el de salvar a su familia de posibles desastres alternativos. Resumiendo: apoyar el Acta es el mejor de todos los males, según él. Así pues, con este trasfondo y viendo cómo se desarrolla la separación del equipo, este volumen del grupo es uno de los más difíciles por los que pasa el mismo. No hay un gran enemigo al que hacer frente o que ponga las cosas casi imposibles, al fin y al cabo ese problema siempre lo soluciona la primera familia con unidad, que es precisamente lo que aquí falla. Y Straczynski trabaja muy bien esta ruptura, desde el doloroso abandono de Sue a Reed, hasta la resolución de La Cosa a ser neutral y emigrar como protesta a su país, sin oponerse a la ley del mismo. Al que menos tiempo se le dedica es a Johnny, aunque es comprensible, dado su estado tras el ataque que sufre, mostrado en el tomo cabeza de ‘Civil War’.

Además, ‘Civil War: Los 4 Fantástico’ no sólo sirve de complementario al evento principal, sino que, al estar guionizado también por Straczynski, retroalimenta a ‘Civil War: Spiderman’, mostrando varios hechos que en este tomo se vieron desde el punto de vista del trepamuros, solo que esta vez haciéndolo desde algún integrante de la primera familia. Es el caso, por ejemplo, de la persecución/batalla que tiene lugar en el volumen del lanzarredes, que aquí cobra mayor importancia, pues su resolución es clave para que Ben tome una decisión. También ocurre con Reed y la historia de su tío, aunque esta vez, como es lógico, nos quedamos más tiempo con el “estirado” para contemplar cómo le afecta todo. Y hasta da verdadera lástima, algo de lo que carece en el resto de historias. Esto, unido a la justificación ya mencionada para que apoye al Acta, dan como resultado un buen hacer en un Mr. Fantástico que no se ganó nada de simpatía en la historia principal (todo lo contrario). Todo gracias al trabajo conjunto de Straczynski y McDuffie, que elevan un poco a un héroe que lo necesitaba en sus horas más bajas como consecuencia de este conflicto.

Respecto a La Cosa, conflictos internos sobre qué bando escoger y cómo actuar con su país aparte, tenemos la vertiente más loca y menos seria del volumen. No quiere decir que por ello sea mala. Y es que, para huir de tanta tragedia y dolor al ver cómo sus amigos se enfrentan a otros, Ben Grimm viaja a París, donde forma equipo con una banda de superhéroes autóctonos de lo más variopintos. No tengo ni idea de si estos justicieros son originales de esta historia, pero si no lo son, no había oído nada acerca de ellos antes. Junto con la colaboración del integrante de los 4F, protagonizan la parte más light del tomo, que funciona y resulta divertida por el gran carisma que Ben mantiene en todo momento, incluso cuando le vemos hacer cosas tan excéntricas como soltar un “¡Es la hora de las tortas!” en francés. Pero, por mucho que me guste Straczynski, donde mejor está el grandullón es con el último número contenido en el volumen, guionizado por McDuffie. Una historia que conmemora los 45 años de vida del grupo, y que supone un homenaje un tanto difícil y limitado, pues tiene que lidiar con las consecuencias de la guerra civil (es posterior al evento, y Ben ya ha vuelto a los Estados Unidos). Aun así, es una lectura amena y divertida, que tiene como excusa un programa especial de televisión sobre la familia, que Ben y Johnny ven en el edificio Baxter. En el mismo, se repasa la trayectoria del grupo, habiendo entrevistas a personajes y héroes amigos. Entre este aire conmemorativo, los tronchantes comentarios de La Cosa, y unos Sue y Reed que se toman la noche libre para empezar a arreglar lo suyo (o eso parece), el número supone un homenaje agridulce, dado que transcurre en un contexto en el que las cosas no están tan bien como siempre. Además, parece que sirve de puente a un nuevo status quo del equipo…

Por último, reseñar el arte de Mike McKone, dibujante que ilustra todo el volumen. Con un trabajo bastante acorde y que le viene muy bien a Los 4 Fantásticos. No es que sea demasiado espectacular, pero su trazado suave y el color poco saturado que lo acompaña invita a la lectura y casa muy bien con el tono a veces serio, a veces distendido de los acontecimientos.

En conclusión, un tomo que, pese a los grises que pueda ocasionar ‘Civil War’ en la primera familia, complementa bien a los acontecimientos vividos por Los 4 Fantásticos y a todos los conflictos que les sacuden, física y emocionalmente (sobre todo esto último), como consecuencia de la guerra civil de superhéroes.

Hora de reseñar el tomo complementario de ‘Civil War’ dedicado a la primera familia de Marvel. Ya era sabido que el grupo se había roto como consecuencia de la guerra entre superhéroes, pero, como con la mayoría de las cosas, Millar no es que profundizara demasiado en ellos más que en mostrar la propia ruptura y escribir a Mr. Fantástico como un cretino cuyos actos eran incomprensibles. Pues bien, en este tomo, Joseph Michael Straczynski sigue mejorando al evento principal, como ya lo hizo con el tomo dedicado a Spiderman, pues profundiza en los componentes de Los 4 Fantásticos (en…

NOTA

BUENO - 7

7

BUENO

Buen volumen complementario de 'Civil War', que muestra, con varios aciertos y un tono equilibrado, la vertiente de Los 4 Fantásticos en el conflicto.

User Rating: Be the first one !

Acerca de Alex Rojano

Imagen de perfil de Alex Rojano
Creador de la página y el que lleva el cotarro de este chiringuito. Me encantan los videojuegos, el cine y las series, así como escribir de ellos, por eso inicié este blog, y a día de hoy aquí seguimos. Los cómics son mi asignatura pendiente, aunque poco a poco me voy poniendo al día y también podéis leer sobre ellos en la web. De la casa Stark, Padawan en muchos aspectos y vengador a tiempo parcial. Yo soy el que le explica a Nolan cómo tiene que explicar los guiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by themekiller.com