Inicio / Reseñas / Reseña | ‘Civil War: Lobezno’

Reseña | ‘Civil War: Lobezno’

Llegamos al tomo circundante a ‘Civil War’ del Hombre-X más famoso de todos: Lobezno. El mutante se encuentra aquí en una tesitura, donde finalmente toma partido y libra su propia guerra en pos de la venganza (algo que va muy en la línea del personaje). De este modo, tenemos un volumen muy apartado de los eventos principales, pero igualmente recomendable tanto por ser un buen complemento como por funcionar como una historia individual interesante y divertida.

La verdad es que, si nos paramos a pensarlo, Lobezno está muy desaparecido en el evento principal de ‘Civil War’. Es algo que no resulta tan extraño, dado que los mutantes no toman partido en la contienda, pero también es cierto que resultaba raro que el mutante de las garras se quedara quietecito y calladito, conociéndole, y siendo conscientes de su status quo como vengador además de como Hombre-X. El presente tomo difumina la incógnita, y es que se nos muestra qué estaba haciendo Logan mientras sus compañeros en mallas se zurraban unos a otros. Con una trama paralela a la historia principal, pero quizás siendo de las más desvinculadas a los sucesos de la misma, el guionista Marc Guggenheim nos cuenta cómo Lobezno se ve envuelto por su propio pie (o garra) en la persecución de Nitro, nada más y nada menos que el villano que provoca la explosión en Stamford, desencadenante de la guerra civil. Si dabais por hecho que también perecía en la ciudad de Connecticut, estabais equivocados. El personaje escapa, y esto a nuestro amigo Logan no le hace mucha gracia, por lo que le rastrea y comienza una búsqueda que pretende terminar con el asesinato del villano. Sin embargo, no todo es tan sencillo como parece, y pronto la trama va enrevesándose, arrojando a la luz secretos con corporaciones de por medio, y poniendo al Hombre-X en situaciones peliagudas, amén de interactuar con personajes que más tarde tomarían un mayor partido en el conflicto de los héroes. Así pues, tenemos a Lobezno en una historia trepidante, con mucha acción y muy divertida, apoyándose bastante en la hosca pero carismática personalidad del mutante. Guggenheim lo escribe tirando más a lo bruto y divertido, pero sabiéndole dar el matiz necesario de seriedad que precisa el personaje. Utiliza mucho los ya consabidos “recuadros de pensamiento”, con truquitos para que todo nos mole (esa presentación que hace el mutante de sí mismo con variaciones en cada número), llegando incluso a romper la cuarta pared y hablándole directamente al lector.

Por otra parte, hace de su búsqueda de Nitro algo personal para Logan, ya que prácticamente a ningún héroe le preocupa el asunto, nadie más se va a encargar de él. O al menos, nadie de la superficie, pues el Hombre-X tiene un encontronazo con Namor y los atlantes, que pone al mutante en una situación tan fuera de lugar como genial (sí, lo del traje de Iron Man). En general, Guggenheim hace un gran trabajo a la hora de poner al personaje en momentos jodidos, que sabe explotar que da gusto teniendo muy en cuenta los poderes de éste. Es algo que añade impacto y sorpresa, y hace más imaginativo y divertido el volumen que nos ocupa.

Y, por supuesto, esto último no sería tan palpable sin el apartado artístico de Humberto Ramos. He de admitirlo, de primeras no casé demasiado con su estilo, muy caricaturesco, exagerado, y con toques de manga. Pero poco a poco me fue ganando y finalmente creo que es una elección idónea para el tono de la historia de Guggenheim. Gracias a esas “exageraciones” en acciones y rostros de personajes, Ramos consigue un tono más loco, y le da a todo un dinamismo enorme, razón por la que no cansa e invita a la lectura, la cual se hace bastante ligera. Además, aunque lo hace sin pasarse, también es algo gore en viñetas más sangrientas o violentas de lo normal, por lo que tendremos nuestra ración de salvajismo servida por nuestro amigo Logan. Y si hablamos de viñetaje, el artista sorprende y básicamente hace lo que le da la gana. Todo dibujo y composición encaminado a lo mismo: que no decaiga el ritmo de la historia, que ésta sea dinámica. Y creo que lo consigue con creces. Como pega, decir que en algunos momentos la acción se muestra muy liosa, no dejando claro movimientos y demás. Aparte, en varias viñetas estaría en sus horas más bajas con los lápices, pues el dibujo es directamente feo y desproporcionado. Pero bueno, que, como os digo, ambas cosas ocurren puntualmente.

Para terminar, se nos ofrece un número a caballo entre el relleno y lo curioso, y es que se nos muestra un punto de vista diferente y más resumido de lo acontecido en el resto del volumen. Como plus, profundiza en lo que siente Logan cada vez que muere y se regenera, y tenemos a un Humberto Ramos algo más artístico, por decirlo de alguna forma, y alejado del estilo que ofrece en el resto del tomo.

Y poco más que sacar, la verdad. Como he dicho, el volumen más alejado de lo que es el conflicto principal de ‘Civil War’, donde todo es tan simple como una historia de venganza que se usa para atar cabos, y que es igualmente satisfactoria y divertida. Recomendable tanto si has leído el evento como si no, pues su distanciamiento del mismo hace que funcione también como trama individual, de la que sólo será necesario conocer los antecedentes para disfrutarla a tope.

Llegamos al tomo circundante a ‘Civil War’ del Hombre-X más famoso de todos: Lobezno. El mutante se encuentra aquí en una tesitura, donde finalmente toma partido y libra su propia guerra en pos de la venganza (algo que va muy en la línea del personaje). De este modo, tenemos un volumen muy apartado de los eventos principales, pero igualmente recomendable tanto por ser un buen complemento como por funcionar como una historia individual interesante y divertida. La verdad es que, si nos paramos a pensarlo, Lobezno está muy desaparecido en el evento principal de ‘Civil War’. Es algo que no…

NOTA

BUENO - 7.5

7.5

BUENO

En este volumen que nos narra los acontecimientos referentes a Lobezno durante 'Civil War', Guggenheim nos ofrece una historia recomendable y divertida, con un Ramos brutal a los lápices.

User Rating: Be the first one !

Acerca de Alex Rojano

Imagen de perfil de Alex Rojano
Creador de la página y el que lleva el cotarro de este chiringuito. Me encantan los videojuegos, el cine y las series, así como escribir de ellos, por eso inicié este blog, y a día de hoy aquí seguimos. Los cómics son mi asignatura pendiente, aunque poco a poco me voy poniendo al día y también podéis leer sobre ellos en la web. De la casa Stark, Padawan en muchos aspectos y vengador a tiempo parcial. Yo soy el que le explica a Nolan cómo tiene que explicar los guiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by themekiller.com