Inicio / Críticas / Crítica de Serie | ‘Mob City’

Crítica de Serie | ‘Mob City’

En 2013, el director y guionista Frank Darabont estrenó en la cadena TNT la serie que hoy nos ocupa, una producción con tintes del cine noir (o cine negro), que se basaba en la novela de John Buntin ‘L.A. Noir’ (no, no hablamos del videojuego de Rockstar). Así pues, ‘Mob City’ llegó con el respaldo de estar creada por el principal showrunner de ‘The Walking Dead’ hasta la fecha (Darabont fue despedido tras tener bastantes desacuerdos con la AMC, lo que generó después demandas y polémicas), lo cual, desafortunadamente, no fue una seguridad ni en el éxito ni en la calidad de la misma, lo que terminó llevando a su cancelación. Y, no me malinterpretéis, ‘Mob City’ es una serie correcta que se ve potenciada por sus aspectos técnicos, pero que lamentablemente se ve lastrada por varias limitaciones.

La primera de ellas, su duración. La serie cuenta con 6 episodios de apenas 40 minutos cada uno, lo que supone un tiempo ajustado para desarrollar tramas y personajes. Por aquél entonces sería una limitación palpable, aunque visto con perspectiva, por otro lado, hace que la serie sea más sencilla de visionar y digerir, porque tampoco es que nos encontremos ante ninguna joya. ‘Mob City’ cuenta la lucha del departamento de policía de Los Ángeles contra la mafia de Bugsy Siegel (Edward Burns) y Mickey Cohen (Jeremy Luke) a finales de los años 40, aunque especialmente se centra en un detective del cuerpo, Joe Teague (Jon Bernthal). Un argumento que puede resultar muy visto, pero la verdad es que a nivel de guión no se lleva nada mal, relacionándose varias tramas entre sí de forma sorprendente, siendo las dos principales una amorosa, que tiene como protagonistas a Teague y a Jasmine Fontaine (Alexa Davalos), y la mencionada lucha contra el crimen organizado que mantienen los agentes de la ley. Con ello, el desarrollo de las mismas y cómo acaban teniendo puntos en común dan lugar a giros de guión muy bien cogidos, sorprendentes y sólidos, incluso mezclando realidad y ficción y no muriendo en el intento. Todo ello demuestra que había una cierta calidad en los responsables a la hora de hilar las diferentes vertientes del libreto. Sin embargo, son aspectos que, por muy trabajados que estén, acaban importando y calando poco en el espectador, básicamente porque quiénes las viven producen bastante indiferencia. Sí, con los personajes tenemos otro de los lastres de la producción, pues éstos apenas se desarrollan o llegamos a tener empatía con ellos. Podría parecer que es culpa de la corta duración de la temporada, y seguramente también lo sea, pero es que ni se intenta profundizar en los personajes, quedando unos protagonistas planos y vacíos. Nos podemos hacer una idea de quién es Joe Teague, por ejemplo, ya que es la principal figura en la obra, pero lo máximo que podemos conocer de él es que es una representación tópica del detective de cine negro, con una historia de desamor tras él y traumatizado por las experiencias vividas en la guerra. Lo interpreta un Jon Bernthal que no está nada mal y ofrece lo que puede, sacando su ya conocido lado salvaje a la palestra en más de una ocasión. Con ello, podría parecer que es suficiente, pero mentiría si no dijera que su personaje no me llega a importar lo más mínimo, y que me resulta soso por momentos. Pero, vaya, como todos. Un abanico de personajes anodinos que poco tienen que ofrecer más que su papel funcional en una trama de la que no están a la altura, con interpretaciones igualmente flojas, o correctas, como mucho.

Ni la bien construida trama ni la aceptable dirección de los acontecimientos, respaldada por Darabont, consiguen levantar una serie que técnicamente luce bien, especialmente en la fotografía. Se nota el trabajo tras aspectos como la iluminación o el tono anaranjado que caracteriza muchas de sus escenas, en un intento por representar las virtudes estéticas del cine de gángsters. Es algo que también se traslada al vestuario y los escenarios, como es lógico, aunque en esto último se respire un airecillo cutre, casi de serie B. Ciertamente cada cual le encontrará su encanto, pero deciros que no es un impedimento para la correcta exposición del apartado visual. También se intenta lo mismo con el sonoro, aunque el resultado no es tan bueno, siendo memorable el tema principal y poco más. En conjunto, el apartado técnico supone un envoltorio vistoso para una serie cuyo interior es bastante soso e insustancial, por el problema comentado con sus personajes. Queda una producción sin el alma que pretende transmitir lo visual, y seguramente, de haber contado con mejores recursos por esa parte, hubiera gozado de más calidad y reconocimiento, y no hubiera sido cancelada al término de su primera temporada, negando a sus aficionados una segunda, donde quizás las cosas hubieran mejorado más todavía.

Desde luego, ‘Mob City’ no fue un éxito ni para la TNT ni para Darabont. Un desafortunado producto que, si bien no encantará, puede ser mínimamente disfrutable para los fans del género noir, y pese a sus olvidables personajes tiene un guión bien llevado e hilado, además de un apartado técnico nada desdeñable. Tampoco aburre ni cansa, y su corta duración juega en este caso a su favor.

En 2013, el director y guionista Frank Darabont estrenó en la cadena TNT la serie que hoy nos ocupa, una producción con tintes del cine noir (o cine negro), que se basaba en la novela de John Buntin ‘L.A. Noir’ (no, no hablamos del videojuego de Rockstar). Así pues, ‘Mob City’ llegó con el respaldo de estar creada por el principal showrunner de ‘The Walking Dead’ hasta la fecha (Darabont fue despedido tras tener bastantes desacuerdos con la AMC, lo que generó después demandas y polémicas), lo cual, desafortunadamente, no fue una seguridad ni en el éxito ni en la…

NOTA

ACEPTABLE - 6

6

ACEPTABLE

Frank Darabont y TNT firman esta producción menor del género noir. Correcta, pero nada destacable.

User Rating: Be the first one !

Acerca de Alex Rojano

Imagen de perfil de Alex Rojano
Creador de la página y el que lleva el cotarro de este chiringuito. Me encantan los videojuegos, el cine y las series, así como escribir de ellos, por eso inicié este blog, y a día de hoy aquí seguimos. Los cómics son mi asignatura pendiente, aunque poco a poco me voy poniendo al día y también podéis leer sobre ellos en la web. De la casa Stark, Padawan en muchos aspectos y vengador a tiempo parcial. Yo soy el que le explica a Nolan cómo tiene que explicar los guiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by themekiller.com