Inicio / Críticas / Crítica de Cine | ‘Logan’

Crítica de Cine | ‘Logan’


Hace 17 años, el mundo era testigo de una de las películas comiqueras que marcarían el inicio de esta era de filmes inspirados y basados en el mundo de los superhéroes, ‘X-Men’. En ella, también era la primera vez que se veía a un joven actor australiano, Hugh Jackman, en el papel del mítico personaje mutante apodado Lobezno. Hoy, ese mismo actor y ese mismo personaje, inseparables el uno del otro, vuelven a la carga con su última obra. ‘Logan’ es la despedida de Jackman encarnando al personaje, así como de su colega Patrick Stewart en el de Charles Xavier, el profesor mutante que reuniría a la Patrulla X en el celuloide. Al frente, un James Mangold que ya se hizo cargo de la dirección en la anterior cinta del personaje en solitario, ‘Lobezno Inmortal’. Y aunque no me haya parecido una maravilla ni una obra maestra del género, como mucho público y crítica están declarando, sí que puedo decir que es un desenlace bastante satisfactorio, y una despedida emotiva que por fin quita esa espinita que tiene todo cinéfilo comiquero de ver una buena película de Lobezno.


A medio camino entre una road movie y un western, ‘Logan’ reúne el planteamiento, la ambientación y la fotografía para ofrecernos una obra crepuscular, sucia, violenta y deprimente, pero también con cierto halo de esperanza. Se nos presenta de primeras a un Lobezno demacrado, que trabaja como chófer y que ha dejado atrás las aventuras con los X-Men. No es de extrañar, pues todos los mutantes han ido muriendo y ahora quedan muy pocos, entre ellos un Charles Xavier de quien el primero, junto con otro mutante llamado Caliban, se hace cargo. Su austero y penoso día a día, se ve afectado cuando entra en la vida del antiguo héroe Laura, una niña también mutante a quien le encomiendan que lleven a un lugar llamado Edén. Tarea poco sencilla, pues les persigue una organización que quieren capturar a la cría y está dispuesta a todo para ello. Así, nuestro protagonista se ve envuelto en una huida que no sólo se da por parte de sus enemigos, sino también de su pasado. El mutante huye de sus errores, sus fracasos y busca la redención que se encarna en la protección hacia la niña. ‘Logan’ no se llama así porque se quedaran sin títulos en los que incluir la palabra “Lobezno”, sino porque no trata tanto del icono como del hombre que hay tras él. Desde un punto de vista humano e introspectivo, centrándose tanto en la acción como en las emociones de quienes la protagonizan, la cinta tiene como base la relación entre Logan, Xavier y Laura. Y mayormente funciona. Se palpa el cariño que le tiene Lobezno a su antiguo mentor, y vemos cómo poco a poco se va desarrollando un instinto protector desde éste hacia Laura. Relaciones que son potenciadas por un trío actoral que no podría estar mejor. Stewart está genial en su malograda versión del Profesor X, entrañable pero dolorosamente jodido. Y Dafne Keen es todo un descubrimiento, y defiende con creces un papel que casi en su totalidad es mudo, ayudándose de gesticulaciones o miradas para transmitir sus emociones y pensamientos, sobre todo la mala leche. De Jackman no sé qué podría decir, el tío lo da todo en un personaje que ha convertido en suyo por méritos propios y al que se le nota que tiene un gran cariño. En ‘Logan’ alcanza la cúspide con el mutante y le rinde homenaje con una interpretación soberbia, con la que se va por la puerta grande y que merece el aplauso de todos.


Pero ‘Logan’ tampoco es perfecta, y aunque es una buena película, tiene sus pequeños defectos. Decía que la relación Logan-Laura, pilar de la película, funciona en general, aunque no es todo lo consolidada que cabría esperar o debería ser. Y es que se echan en falta más momentos íntimos y de conexión entre ellos dos para que podamos finalmente vislumbrar algo parecido a la relación de un padre con su hija. No está mal, pero no termina de cuajar emocionalmente todo lo que debería, y al final, tanto cuando llega la hora del clímax como cuando termina el filme es un “sí, pero…”. Si hubieran añadido más escenas de ellos dos y recortado de otras cosas, les habría salido redonda. Porque en ‘Logan’ hay bastantes escenas y secuencias que se alargan demasiado, y que realmente no aportan tanto al conjunto. Un ejemplo de ello es que tarda un poco en arrancar al inicio, y se queda atascada en algún que otro momento, como en la parte de la granja. Ello lleva a algunos problemillas de ritmo donde dan ganas de animar a la cinta para que continúe con lo suyo, pues cuando se mete de lleno en el terreno importante, consigue impactar. En su mayoría, con situaciones bien construidas, aunque se le va bastante la mano con cierto giro de cierto enemigo, que supone un choque tan sorprendente como gratuito. Entiendo que necesitaran algo así para conseguir un clímax más acorde con el género (que tampoco era necesario dado el tono de la película), y puede que el mismo sea un intento de metáfora sobre el pasado de Lobezno, pero descoloca bastante. Y si querían haber hecho esto último, podrían haber tirado de Dientes de Sable perfectamente. El caso es que la película no tiene ningún villano memorable, pero tampoco hace falta. Los malos no son los importantes, y su única función es que se les coja el odio suficiente para que nos regocijemos cada vez que Logan les hunde las zarpas.


Porque donde se quedará servido cualquiera que la busque, es en violencia. La cinta hace uso hasta la saciedad de su calificación R, y nos ofrece una de las películas más brutales y sangrientas de superhéroes de los últimos años. Desmembramientos, cabezas que vuelan… de todo. Más impactante aún cuando la ejecutora es una niña, de adorable apariencia cuando se pone a comer como si no hubiera un mañana. De nuevo, aplausos a la joven Keen. Y a Mangold, por la parte que le toca en la acción, pues aparte de la capacidad gore, trabaja muy bien las coreografías y el modo de filmar las peleas, viscerales y sucias, a la par que espectaculares. Es un auténtico gustazo ver al personaje siendo el mejor en lo que hace… aunque lo que haga no sea muy agradable. Y no habría ningún inconveniente por esta parte si no se hubieran empecinado en incluir la violencia en un mensaje moral de “matar está mal” que es contradictorio, pues los protagonistas resuelven sus problemas ejerciéndola. Aunque este artículo lo explica mejor y más profundamente. Pero bueno, quitando esto último, la película es una obra correcta sobre la redención, el cariño y la búsqueda de esperanza. Tres conceptos que buscan los tres personajes principales, y que, unidos a la macabra acción, hacen de ‘Logan’ una película de superhéroes que se desvía del tono general, aunque no por ello es más adulta o más madura que otras, como dicen por ahí.


Lo que sí está claro es que, aunque no termine de ser 100% redonda, ‘Logan’ es una película muy recomendable y una grata despedida del personaje, que abre puertas de cara a X-23 (el apodo de Laura), pero sobre todo que pone fin a un ciclo en el cual Lobezno y Hugh Jackman han sido uno solo, y que ha obtenido un crepúsculo satisfactorio a la altura del antiguo Hombre X.

Hace 17 años, el mundo era testigo de una de las películas comiqueras que marcarían el inicio de esta era de filmes inspirados y basados en el mundo de los superhéroes, ‘X-Men’. En ella, también era la primera vez que se veía a un joven actor australiano, Hugh Jackman, en el papel del mítico personaje mutante apodado Lobezno. Hoy, ese mismo actor y ese mismo personaje, inseparables el uno del otro, vuelven a la carga con su última obra. ‘Logan’ es la despedida de Jackman encarnando al personaje, así como de su colega Patrick Stewart en el de Charles Xavier,…

NOTA

BUENA - 7

7

BUENA

'Logan', aunque tiene defectos que le impiden ser algo realmente grande, es una buena película y despedida para el personaje de Lobezno, llena tanto de humanidad como de brutal violencia.

User Rating: 3.1 ( 3 votes)

Acerca de Alex Rojano

Imagen de perfil de Alex Rojano
Creador de la página y el que lleva el cotarro de este chiringuito. Me encantan los videojuegos, el cine y las series, así como escribir de ellos, por eso inicié este blog, y a día de hoy aquí seguimos. Los cómics son mi asignatura pendiente, aunque poco a poco me voy poniendo al día y también podéis leer sobre ellos en la web. De la casa Stark, Padawan en muchos aspectos y vengador a tiempo parcial. Yo soy el que le explica a Nolan cómo tiene que explicar los guiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by themekiller.com