Inicio / Críticas / Crítica de ‘Capitan America: Civil War’ por Razor

Crítica de ‘Capitan America: Civil War’ por Razor

Una de las máximas que se usa para criticar el cine de Marvel Studios es el exceso de humor, este cliché critico viene incrustado en la psiquis del espectador por culpa de la misma productora y sus vicios narrativos, sin embargo es injusto decir que muchas de sus películas son fallidas por esta causa, de hecho ni siquiera Civil War continua ese estilo superfluo “ligero” que caracteriza a las películas del estudio, se trata de desmarcar continuamente de la plantilla impuesta por el comité de Marvel  e irónicamente termina de repetir los mismos vicios que aquejan no solo a su universo sino al cine de superhéroes en general.

No solo Civil War es la pelicula mas “seria” del universo Marvel, tambien su estructura se desmarca totalmente a las películas ‘evento’ de la productora, desde el comienzo tenemos las piezas en el tablero, conocemos incluso la identidad del villano y del dilema que aqueja a los protagonistas, enfrentándose a las consecuencias vistas en Avengers, Age of Ultron y Capitan: Winter Soldier y a la firma de más de cien naciones para imponer control ante la muerte de cientos de miles de forma indiscriminada (y de forma inmediata durante un ataque terrorista en el cual las cosas salen mal para Wanda en el prólogo de la película) esto rompe el equipo y divida lealtades, unos abanderados por el Capitan America en un dudoso mensaje de libertad mientras que Iron Man sopesa el control, sus traumas personales y el sentido común por un raciocinio más calmado y menos pasional.

Hasta aquí las cosas van bien, Civil War ha construido una rigurosa trama con cierto sentido político y de reflexión moral que parte de la lucha del superhéroe contra su entorno mas que contra sus deseos personales. Un leitmotiv poderoso y un discurso que Robert Downey capitaliza con interés y dedicación al material. Lamentablemente entra en escena un tercero, El soldado del invierno ‘Bucky’ empieza a cometer actos terroristas que justifican aun mas la firma del “pacto de Sokovia” como es llamado el “registro de los superhéroes”

Entonces todo pierde interés.

 

La ventaja de llevar una trama conformada por las ramificaciones y consecuencias de películas pasadas es que aporta continuidad y consistencia a la película, cuando Steve Rogers abandona su mensaje en pos de vicios narrativos con el fin de que conectemos con Bucky se pierde total identidad reflexiva que pueda tener su inclinación moral. Aquí vemos al Capitan mas egoísta y abusivo de la película pero el guion NUNCA  lo confronta con las consecuencias, Marvel está tan enamorada de los efectismos que en los primeros 45 minutos borra totalmente la reflexiva y la reemplaza por “empatia” y golpes de efecto, el leitmotiv del Capitan America se pervierte y en vez de construir un arco que lo confronte con la realidad simplemente fuerza el argumento para hacerle quedar bien con el espectador. Iron man es el más damnificado con este traumático giro, Robert Downey Jr está en otra película, está enamorado de su mensaje político y la idea original de la película.

Marvel no, no le interesa, le da la espalda totalmente al tema con el que inicia la película y no solo Iron man sufre, los Russo empiezan a trastabillar en puesta en escena, los planos se hacen exasperantemente rápidos y las escenas de acción más bruscas, mas explosivas y en un in crescendo abismal donde la película empieza a perder sustancia narrativa con cada escena de acción y secundarios que van desfilando de manera atropellada, personajes construidos de manera tan unidimensional que resulta extenuante (Pantera negra, Vision) o que son añadidos con el simple objetivo de buscar paridad en los dos grupos que dividen a los Vengadores (Una larguísima lista en la que tengo que incluir a Spiderman) y al final queda un cadáver que con artificio se arrastra hasta el punto clímax de la película con dudas, mostrando destellos de trascendente interes y luego decae en la entretenida (pero no menos decepcionante) amalgama de escenas de accion propias de un blockbuster tipico de la factoria Marvel.

La “Gran pelea” de la película es en realidad, el tráiler mismo de la película. Es comprensible que los Russo no manejen de manera correcta tantos objetivos en pantalla al ser nuevos en la materia, Civil War está colapsada de eventos a la vez y los hermanos no logran hacer que las escenas de lucha funcionen, la puesta en escena está tan acelerada que resulta en caídas de ritmo abismales cuando se centra en conflictos que no interesan (y nuevamente, en términos de batallas Iron Man está totalmente apagado, es un desvalido contra todos) o en escenas intrascendentes contenidas para empatizar con el espectador. Sin duda Ant Man es el que me ha gustado más en la película, tiene escenas geniales y un inspirado Paul Rudd sirve como pivote humorístico funcional, es una pena que su aparición sea tan forzada como para resultar confusas sus razones para luchar contra Iron man.

Lo que es peor, el “gran climax” no tiene verdadera sensación de peligro, de hecho Wanda lo describe bien cuando dice “contenías tus golpes” y eso damnifica la accion, quita totalmente sentido a todo el conflicto, NO HAY SENSACIÓN DE PELIGRO, no TEMEMOS POR NADIE, la integridad de ninguno está en juego, no hay miedo y no hay emocion hay golpes de efecto que tratan de emularlo pero francamente nunca sentimos que se estén haciendo daño en verdad. No hay Guerra Civil. No hay interés.

Con Spiderman sucede algo parecido, aunque me han gustado sus escenas de acción y veo futuro al personaje en su propia película, encuentro su aparición en Civil War fruto de la mercadotecnia y no por mandato del guion, un craso error que incomoda y afea la aparición del personaje. El resto de secundarios son anecdóticos, otros llegan a abrir y cerrar arcos personajes de manera confusa y atropellada, lo cual es una pena en según qué parejas como es el caso de Wanda y Vision, antinatural y arrítmica.

Pero no se torna aburrida, no hasta que descubrimos el plan de Zemo. Personalmente disfruté con la caracterización de Daniel Bruhl pero no con su plan, el plan de Zemo es perezoso y hasta cierto punto lo vuelve intrascendente a él, hasta el final donde termina por lanzar al abismo a la película que hasta ahora era entretenida, no notable pero entretenida, en el tramo final, el Capitán e Iron Man están tan lejos de la atención del guion como del espectador de la película. Los últimos treinta minutos parecen sacados de otra cinta, una donde Marvel alista el resto del Universo de cara a las siguientes películas, nuevamente tengo la horrible sensación de ver algo tan cortado en fascículos, con una fotografía muy pobre, una puesta en escena intrascendente y, nuevamente, unos personajes desdibujados que pasan a golpearse entre sí casi mostrando dejación por lo que hacen. Se acabó la amistad y la empatía y a cambio no hay nada.

No es posible tomarse en serio la evolución de Iron man cuando cada cambio de escena parece estar en una película distinta, por un lado el drama político/espionaje de Civil War y por otro aguantando como puede el embiste sobrecargado de “Los vengadores 2.5”; donde parecen haber espantado todas las consecuencias de las TRES películas del hombre de brillante armadura, Robert hace lo que puede pero Marvel le pasa por encima con una brocha de estilo que ya ha destruido al capitán america, una vez mas siendo la tesis de la perfección, un personaje plano y guiado por impulsos y efectismos.

En aspectos técnicos como banda sonora la película pasa sin pena ni gloria, no hay piezas especialmente inspiradas que queden para el recuerdo, lo mismo sucede con la fotografía que es discreta, el montaje por momentos es brillante para a continuación hundirse en la sobre exposición y en un errático y acelerado planteamiento visual. Me resulta decepcionante que los Russo den tantos pasos atrás después de brindarnos la brillante ‘Capitan America 2’ pero es justificable ante la inmensa diversidad (e innecesaria) de personajes en pantalla pero esperaba mas, sobre todo para una película que se planteaba a sí misma muy importante. Adicionalmente el 3D vuelve a demostrar intrascendencia y acrecienta los errores de post producción que tiene la película (que son muy notables)

Concluyendo, Civil War es una película que muestra el potencial del universo Marvel a la vez que sus limitaciones, cada dialogo “grandilocuente” es intrascendente en la película, cada intento de mostrar identidad propia es reemplazado por vicios propios de las películas más flojas de la saga, cada sesgo político es reemplazado por una familiaridad y empatía que tratan de hacernos caer bien con un personaje que es más plano que el capitán america (Bucky) En definitiva es una película harto decepcionante, con sensaciones muy frías tras terminar el visionado en cines. En Civil War no hay guerra Civil, no hay consecuencias reales, no hay sensación de peligro o de horror al ver la división profunda en los vengadores, solo hay artificio y diálogos vacuos. Lamento mucho que a Marvel no le interese en lo más mínimo aportar algo distinto a su propia plantilla. Es decepcionante.

Es lo mismo de siempre, Marvel no tiene riesgo, valentia o interes en cambiar

Nota: 6

Acerca de Razorkaen

Imagen de perfil de Razorkaen
Guionista de cine frustrado, jugador desde la primera infancia, lector ávido y escritor obsesivo. Seguidor absoluto de Kubrick, adepto de Alan Moore y superviviente del yermo en Fallout 2. Crítico aficionado, iconoclasta empedernido y hater profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by themekiller.com