Inicio / Análisis / Análisis | Star Wars Battlefront (PS4)

Análisis | Star Wars Battlefront (PS4)

 

Catalogado por muchos como un engañabobos y un saca cuartos, a finales del año pasado -2015, por si no os acordáis- llegó a las tiendas Star Wars Battlefront, aprovechando la fiebre por la saga desatada por el estreno de El Despertar de la Fuerza, el remake del Episodio IV Episodio VII de la veterana franquicia.
Lo cierto es que sí, que Electronic Arts nos la estaba colando es un hecho; supimos de ello en el momento en el que se anunció el contenido del pase de temporada -50 euros por cuatro packs de expansión, con aproximadamente el 120% del juego- . Sin embargo, eso no perjudicó demasiado a las ventas del juego, que lleva ya más de 12 millones de unidades vendidas. Y aunque hice la promesa de no pagar el precio del juego completo -70 euracos-, por motivos de la vida, y rebajas de Play Station Store, acabé adquiriendo el juego.

Y pese a su escasez de contenido, he de decir que he disfrutado como un enano de lo que llevo jugado, que serán aproximadamente unas 20 horas. Así que, ¿es suficiente lo que trae Battlefront como para disfrutarlo?¿Consigue su jugabilidad solventar los recortes en otros aspectos? Pues para resolver esas dudas, y hablar un poquito más en profundidad del título de DICE, aquí está el análisis.

Partamos de la base de que la parte importante de Star Wars Battlefront es su modo multijugador. Si bien es cierto que encontramos algunas modalidades para un jugador -o bien a pantalla partida-, como batallas contra la inteligencia artificial, un modo de supervivencia o algunas misiones de entrenamiento, no hay nada parecido a una campaña, algo que se echa ligeramente en falta, como alternativa a el modo online.

Centrándonos ya en el apartado multijugador, podemos elegir entre numerosos modos de juego, algunos más clásicos, vistos en otros juegos del género, y otros ligeramente más originales, adaptados al universo Star Wars, enfrentando, en todos ellos, al bando de La Alianza Rebelde contra El Imperio. Supremacía enfrenta a veinte jugadores contra otros veinte por el dominio de cinco puntos de control; en Asalto AT-AT deberemos destruir, o bien proteger -dependiendo de nuestro bando- a los gigantescos caminantes del Imperio; Escuadron de cazas nos permite ponernos a los mandos de las naves más míticas de la saga en épicos combates aéreos contra otros jugadores e inteligencia artificial; Estallido Cargamento toman el papel de los clásicos duelo a muerte por equipos capturar la bandera, respectivamente; Captura de droides Zona de impacto, bastante similares entre sí, nos plantean la captura de algunos elementos; mientras que en uno son tres droides que se mueven por el mapa, en el otro son cápsulas de suministro que van cayendo del cielo durante la partida. Caza al héroe  enfrenta a un jugador, que encarna un héroe, contra otros siete, que deben acabar con él para ocupar su lugar; Heroes y Villanos enfrenta a personajes míticos de la saga, Luke, Leia y Han Solo, contra Darth Vader, el Emperador y Boba Fett. La mayoría de los modos cumplen bastante y son entretenidos, sobre todo aquellos de mayores dimensiones -Supremacía y Asalto AT-AT- gracias a un desarrollo bastante frenético y al buen diseño de los objetivos. Sin embargo, otros resultan algo menos convincentes, como Caza al héroe, que resulta bastante azaroso y difícil a la hora de conseguir la victoria.

Una vez hayamos escogido qué jugar, toca ponerse a disparar. Para empezar, Battlefront nos permite alternar entre dos cámaras, primera o tercera, por lo que el jugador puede escoger si prefiere jugar en primera o tercera persona, ya que esto no afecta a otros aspectos del juego. Tampoco afecta el apuntado, ya que tenemos la opción de utilizar la retícula para hacer un pequeño zoom a la hora de disparar, o bien hacerlo directamente desde la cadera, sin necesidad de apuntar, y esto no afecta a la precisión de nuestras armas. Hablando de las armas, encontramos dos elementos importantes; la principal son los blasters, ya sean fusiles o pistolas, cada una con su índice de daño, cadencia, precisión, e índice de refrigeración -porque el Battlefront no hay munición, nuestras armas se recalientan si disparamos demasiado-. Lo bueno -o no, depende de gustos- de la selección de armas, es que no hay una mejor que otra, todas tienen sus puntos fuertes y flacos, y cada jugador puede encontrar la que mejor se adapte a su estilo. El otro elemento importante son las cartas estelares; podemos seleccionar hasta tres, y nos permiten utilizar algunos elementos como granadas, lanzamisiles o fusiles de francotirador durante la partida, y que se recargan tras unos segundos después de utilizarlas.

Con nuestro blaster y nuestras cartas estelares en mano, salimos al campo de batalla, donde todo funciona con bastante fluidez. Ya he comentado alguna vez que no soy demasiado asiduo a los juegos online, así que la experiencia simplificada que ofrece Battlefront me resulta bastante cómoda. Es fácil matar, y fácil morir, y ser “bueno” no es demasiado dificil. El ritmo del juego es muy satisfactorio, en gran parte gracias al respawn, que es casi inmediato, aunque en ocasiones nos deja un poco vendido a la hora de aparecer cerca de nuestros enemigos. Durante la partida hacen acto de presencia los potenciadores, que encontramos por el escenario, y que nos permiten utilizar algunas armas especiales, ponernos a los mandos de una nave o encarnar a un héroe.

 

El haber creado una experiencia de juego suficientemente sencilla como para que cualquier seguidor de la saga pueda entrar en Battlefront, pero a la vez recompensar a aquellos jugadores más veteranos en videojuegos de este género ha sido el mayor acierto de DICE. No estamos ante una experiencia que pueda verse empañada porque el resto de jugadores lleven muchas horas más de juego que nosotros, hecho que suele apartar a la mayoría de los jugadores novatos del juego competitivo online. Por tanto, no solo es un excelente producto de Star Wars, si no que puede ser la puerta de entrada a muchos jugadores no experimentados en este tipo de juegos.

Aunque si hay algo claro, es que Battlefront entra por los ojos, gracias a su apartado técnico. Graficamente, estamos hablando de uno de los títulos más espectaculares de la presente generación, gracias a la gran cantidad de detalles que presenta, sobre todo en los escenarios. El juego cuenta con localizaciones diversas distribuidas en cinco planetas distintos -cuatro vienen de serie, Jakku como contenido descargable gratuíto-, muy distintos entre sí y con elementos que convierten cada planeta en un escenario único. Sullust destaca por sus ríos de lava y rus rocas oscuras; Hoth, el gélido planeta, nos permite jugar tanto en sus montañas nevadas como en cavernas de hielo; Endor, con sus frondosos y característicos bosques -¡y sus ewoks!- y Tatooine y Jakku, parajes desérticos, aunque diferentes entre sí, ya que Jakku es un escenario bélico, lleno de restos destruidos de naves y vehículos.

La clave de estos escenarios tan realistas y detallados es la fotogrametría; una técnica que que permite renderizar mapas a partir de fotografías. El equipo de DICE se desplazó a varias localizaciones reales, algunas de ellas en las que se grabaron las películas, para que, mediante esta técnica, los escenarios resulten más realistas que nunca. Cosa que sin duda consiguen; no solo los elementos como el suelo, las rocas -que son de Play 5- y la vegetación, si no también la iluminación, el agua, o los efectos como las explosiones o los disparos; todo parece sacado directamente de la triología cinematográfica.

La recreación de los elementos clásicos de la saga también roza la perfección; las naves y vehículos de guerra lucen como en el cine, y los personajes protagonistas son fieles reproducciones de los actores de la película. El desgaste o los impactos de los láseres en las armaduras imperiales es otro de los aspectos que me ha gustado, ya que, conforme vamos recibiendo disparos -o decidimos atravesar un río de magma metiendo los pies en él- las marcas se quedan en nuestro personaje; esa suciedad y deterioro que no veíamos en las películas y que aquí si podemos apreciar ayuda -mucho- a crear el matiz bélico que tiene el juego. Sé que esto último puede sonar a tontería, pero qué cojones, son los detalles los que hacen grande a un juego.

Pero si el apartado gráfico es soberbio, el sonoro es, seguramente, el punto más fuerte de BattlefrontCon efectos de sonido y banda sonora extraídos directamente de las películas, cada partida se convierte en un auténtico festival para los oídos. Desde el sonido de los blasters o el rugido de las naves a las melodías de John Williams, todo en este apartado sobresale, sobre todo en los momentos en los momentos de máxima tensión. Cualquier seguidor de la franquicia podría cerrar los ojos en mitad de una partida, y solo con los sonidos, sentirse dentro de la película.

En cuanto al nivel de las voces, y habiendo optado por la versión original, encontramos unas pocas voces conocidas, como la de Anthony Daniels, en los pocos momentos que C-3PO hace acto de presencia, o Temuera MorrisonDJango Fett en El Ataque de los Clones, y que más tarde prestó su voz a Boba Fett, cuando se remasterizó la triología original, que repite en el papel de este último. El resto de voces están a buen nivel, en su mayoría sacada de las series de animación, o de otros juegos donde ya habían aparecido.

Battlefront es, sin duda, la experiencia más real y entretenida basada en la famosa saga en los últimos años. Si bien es cierto que su contenido es algo escaso, y que la mayor parte del tiempo acabaremos combatiendo en los mismos escenarios una y otra vez, combatir en Battlefront sienta tan bien, que no querremos dejar de hacerlo. Su sencillez, velocidad y comodidad acompañan a un apartado técnico de lujo; las recreaciones de los escenarios están a años luz de lo visto en otros títulos y el apartado sonoro nos trasladará al universo Star Wars de manera irremediable. Un producto que ningún fan debería perderse.

Lo Mejor

  • Sencillo y divertido, perfecto para aquellos que no estén acostumbrados a los competitivos.
  • La recreación de los escenarios, que están a otro nivel.
  • El apartado sonoro, tanto los efectos de sonido como la música, extraídos de las películas.
  • Las facilidades que da el juego para adaptarse a cada jugador; varias cámaras, modos de disparo…
  • El arsenal disponible, aunque no muy amplio, muy distinto entre sí, permitiendo a cada uno encontrar su estilo sin que haya armas mejores que otras,
Lo Peor
  • La ausencia de un modo campaña, o de contenido interesante offline.
  • Escasez de contenido, mapas, desbloqueables, héroes…
  • El contenido del pase de temporada, incluye más que el propio juego.
  • Algunos modos de juego, tediosos y mal planteados.

Acerca de Chopped

Imagen de perfil de Chopped
Murciano en el Norte. Juego a cosas, veo cosas y a veces escribo sobre ellas. Pero la mayoría de las veces no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by themekiller.com