Inicio / Críticas / Crítica de Serie | ‘Jessica Jones’ – 1ª Temporada

Crítica de Serie | ‘Jessica Jones’ – 1ª Temporada

Tras el éxito de ‘Daredevil’, la plataforma Netflix en asociación con Marvel Studios estrenó hace unas semanas ‘Jessica Jones’, la nueva producción que presenta a otro nuevo personaje superheroico del universo televisivo de la Casa de las Ideas. Dada la calidad de la primera, el público (yo incluido) esperaba con muchas ganas esta nueva serie que contaría las andadas en la investigación privada de Jessica, así como la temible amenaza de Kilgrave (otro nuevo villano) que se cernía sobre ella. Lamentablemente, y aunque la producción es buena y disfrutable, no hemos obtenido algo tan sobresaliente como ‘Daredevil’. Aun así, ‘Jessica Jones’ es una buena serie que introduce a nuevos y geniales personajes, y que expande aún más el UCM, esta vez, de nuevo, en la pequeña pantalla, a pesar de sus evidentes fallos.

Krysten Ritter ofrece una Jessica Jones con carisma a la que es un placer seguir en la serie.

13 episodios son los que componen ‘Jessica Jones’, y puede que éste sea precisamente su principal problema. Allí donde el mismo número de capítulos suponían una necesidad para el correcto desarrollo de la trama en ‘Daredevil’, en esta serie no lo son tanto. Con algunos episodios menos la cosa habría salido mejor. Y es que aquí la historia se estira más de la cuenta, apoyándose en unos secundarios que no son lo suficientemente adictivos como para que sus tramas le interesen al público. Y es una lástima, pues la serie comienza prometiendo mucho y con un nivel bastante alto, pero poco a poco se va desinflando a pesar de dar en contadas ocasiones momentos memorables.

Pero vayamos por partes. Ante todo, la trama nos cuenta y se centra en el conflicto entre Jessica Jones (Krysten Ritter) y Kilgrave (David Tennant), un siniestro y agobiante juego del gato y el ratón, donde el felino viste de color púrpura. El primer episodio ya nos mete de lleno en esta trama principal, con el regreso del viejo enemigo de Jessica, el cual está dispuesto a hacérselas pasar muy mal, aun cuando ella tiene excepcionales capacidades sobrehumanas. Pero la superfueza poco puede hacer ante un psicópata cuyo poder es el de controlar mentes, obligando hacer lo que él quiera a todo aquel a quien se lo ordene. De este modo tenemos una pareja de enemigos bastante diferente y que promete dar mucho juego, dadas sus capacidades, su historia en el pasado (que poco a poco iremos descubriendo mediante flashbacks), y los actores que los interpretan. El problema viene con ese estiramiento innecesario, el cual acarrea graves consecuencias sobre este arco principal. Y es que aunque deja grandes momentos que seguro se quedarán grabados en la memoria del espectador, en muchas ocasiones se nota que pierde el rumbo, que la cosa no hace más que dar vueltas (Kilgrave pone en jaque a Jessica, Jessica pone en jaque a Kilgrave, y vuelta a empezar), y eso pasa factura, por mucho que nos encante ver a este dúo compartiendo plano.

Kilgrave no te dejará indiferente.

Porque como decía, ambos personajes son estupendos, y ambos actores hacen un gran trabajo. Respecto a Krysten Ritter, nos deja a una Jessica Jones que es un desastre en su vida diaria, pero que como detective privada tiene grandes cualidades. Además, su personalidad te atrapa de primeras: dura, borde e incluso antipática, pero frágil después de todo, característica que se deja ver mejor cuando la amenaza de Kilgrave entra en escena. Pero en el fondo ella es una heroína, razón por la que, además de ser un motivo personal, está dispuesta a parar a su letal enemigo. Por todo ello Jessica tiene el carisma suficiente como para levantar la serie ella solita (al fin y al cabo lleva su nombre de título), y sinceramente estoy deseando de verla tanto a ella como a Ritter en más producciones de la casa.

En el otro lado tenemos a Kilgrave, un psicópata de manual, un loco con un poder tremendo, el cual sabe explotar a la perfección para hacer cosas horribles, pues no tiene escrúpulos. Un personaje magníficamente interpretado por David Tennant, el cual vuelve a salirse con su interpretación, consiguiendo imponer cuando es necesario, pero también dando incluso lástima en varias ocasiones. Además, el tema de sus poderes plantea situaciones estupendas y muy tensas, además de ideas bastante originales (eso de “utilizar sus poderes para el bien y convertirse en un héroe”). Pero de nuevo, el desgaste está presente también en él, ya que, junto con el conflicto que tiene con Jessica, se va desinflando como personaje, y en los últimos episodios queda algo desaprovechado. Podría haber ofrecido una season finale alucinante, pero se queda al mismo nivel (e incluso menos, por momentos) de lo visto durante toda la temporada.

Hablaba antes de los secundarios, pilar en el que se apoya la duración de ‘Jessica Jones’, un abanico de personajes que junto al “duelo” de Jessica y Kilgrave, rellenan muchas escenas de la mayoría de los episodios. Esto lo hacen muy bien. Lo que no hacen tan bien es entretener al espectador. Y es que quitando a Luke Cage (un correcto Mike Colter) y a Trish Walker (Rachael Taylor), el resto apenas tienen carisma, y sus tramas y escenas son aburridísimas, aparte de que poco tienen que aportar al arco principal. Hogarth (desaprovechada Carrie-Anne Moss) y su complicado divorcio, los extraños vecinos de Jessica, el agente Simpson (Wil Traval) y esas pastillas experimentales salidas de la nada… ¿a quién le importa todo esto? Nada de ello tiene una conexión directa con Kilgrave, que es el núcleo de la serie. Paja, paja y más paja. En el caso de lo referido a Simpson, además, este elemento aparece de buenas a primeras y tiene un desarrollo demasiado rápido para que finalmente vuelva a quedar en nada, aunque seguramente lo recuperen en próximas temporadas. Entonces, ¿para qué introducirlo? Para rellenar los 13 episodios, ni más ni menos.
Como digo, Luke es el único secundario que mola bastante, pero a mitad de temporada desaparece para volver atropelladamente al final. Pero bueno, como personaje convence, y eso es algo necesario dado que protagonizará su propia serie en un futuro. La primera toma de contacto sin ser protagonista es más que efectiva.

-Jessica, ¿cómo llevas lo del divorcio de Hogarth?
-A nadie le importa, Trish.

Pero, ¿cómo es ‘Jessica Jones’ en su apartado técnico? De nuevo, Netflix no decepciona en este aspecto, y volvemos a tener una dirección bastante sólida (por momentos al nivel e incluso mejor que en ‘Daredevil’), acompañada de un apartado artístico estupendo, donde la principal característica de la estética es el color púrpura o morado. Ya desde la intro lo podemos apreciar, con esas preciosas imágenes acompañadas del pegadizo tema musical. Una vez en la propia serie, la fotografía, de nuevo con filtros de este color, se encarga de transmitirnos frialdad, y si estamos lo suficientemente atentos, no será difícil detectar cada dos por tres algún objeto, vestimenta o luz de color púrpura. Todo ello encaminado, como es obvio, a acentuar la presencia de Kilgrave, el cual está presente desde el primer episodio de esta misma forma, aunque no aparezca físicamente. Porque Jessica es la protagonista, pero él es el núcleo, el motor que hace que nuestra detective avance y decida actuar. Este cuidado apartado artístico, además, crea un ambiente noir muy atrayente que le queda que ni pintado a este relato de superhéroes, el cual se diferencia de otras historias más grandilocuentes como las vistas en el cine.

Aunque tiene buenos momentos, la season finale podría haber dado mucho más de sí.

En conclusión, aunque ‘Jessica Jones’ me ha decepcionado un poco no puedo negar que estamos ante una buena serie. Tiene tanto aciertos como fallos, y recalco una vez más que con menos episodios, o al menos con un mejor planteamiento, habría salido ganando. A fin de cuentas, ‘Daredevil’ tenía la misma duración y en ningún momento sentí que la cosa no daba para más. Pero lo que sí sé es que me quedo con la serie del diablo antes que con las “aventuras” de la señorita Jones. Esperemos que de cara a la segunda temporada se corrijan estos errores y nos den más y mejor.

Tras el éxito de 'Daredevil', la plataforma Netflix en asociación con Marvel Studios estrenó hace unas semanas 'Jessica Jones', la nueva producción que presenta a otro nuevo personaje superheroico del universo televisivo de la Casa de las Ideas. Dada la calidad de la primera, el público (yo incluido) esperaba con muchas ganas esta nueva serie que contaría las andadas en la investigación privada de Jessica, así como la temible amenaza de Kilgrave (otro nuevo villano) que se cernía sobre ella. Lamentablemente, y aunque la producción es buena y disfrutable, no hemos obtenido algo tan sobresaliente como 'Daredevil'. Aun así, 'Jessica…

NOTA

BUENA - 7

7

BUENA

'Jessica Jones' es una buena serie que une el género superheróico con el de las historias noir, aunque una mejor planificación en sus tramas la habría hecho una gran obra, pues tiene todo el potencial para ello.

User Rating: Be the first one !

Acerca de Alex Rojano

Imagen de perfil de Alex Rojano
Creador de la página y el que lleva el cotarro de este chiringuito. Me encantan los videojuegos, el cine y las series, así como escribir de ellos, por eso inicié este blog, y a día de hoy aquí seguimos. Los cómics son mi asignatura pendiente, aunque poco a poco me voy poniendo al día y también podéis leer sobre ellos en la web. De la casa Stark, Padawan en muchos aspectos y vengador a tiempo parcial. Yo soy el que le explica a Nolan cómo tiene que explicar los guiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by themekiller.com