Inicio / Ronda Rápida / RONDA RÁPIDA (V)

RONDA RÁPIDA (V)



Perdón por el retraso; la intención era haber publicado las dos Rondas Rápidas con las películas de este verano seguidas, pero he estado bastante ocupado ultimamente, y el tiempo que he tenido libre se lo he dedicado, principalmente a los videojuegos: Metal Gear V, Mad Max, Assassin’s Creed Syndicate… son algunos de los que os hablaré proximamente.

Sin embargo, ahora toca terminar lo prometido. Las otras películas que vi este verano, y entre las cuales se encuentran dos de mis favoritas de este año. Ah, y la que puede ser la peor película por la que he pagado por ver en mucho tiempo.

Pero bueno, no os spoileo, será mejor que lo leáis vosotros mismos.


‘DEL REVÉS (INSIDE OUT)’


Pixar lo ha vuelto a conseguir. Y es que, sí, aunque ha tenido sus tropiezos -cof, Cars-, alguno bastante sonado -cof, cof, Cars 2-, su nueva cinta es una auténtica delicia, vuelve a presentar un universo totalmente original y ha conseguido sorprender a todos, tanto al público como a la crítica.

La mayor parte de la historia de Inside Out -Del Revés en España- se sitúa en el interior de la mente de Riley, una niña de 11 años que se ve obligada a mudarse de un pequeño pueblo a San Francisco, con todos los cambios que eso implica. Sin embargo, las verdaderas protagonistas de la película son las emociones de Riley, Alegría, Tristeza, Asco, Miedo e Ira, siendo las dos primeras las que acaparan la mayor parte del peso de la trama. Así pues, tenemos una serie de protagonistas con una actitud muy marcada, acorde a la emoción que representan, pero cuya evolución a lo largo de la cinta es, precisamente, uno de los puntos fuertes de la misma.

Así pues, mientras Alegría y Tristeza se embarcan en un viaje a través de los lugares más recónditos de la mente de Riley en busca de sus recuerdos más profundos, vemos como la actitud de ambas cambian, y cómo la propia Riley se ve afectada por lo que ocurre dentro de su mente, dirigida por el resto de emociones, que hacen lo que pueden para mantener la normalidad, sin demasiado éxito. Aunque la aventura que se nos presenta resulta entretenida, con alguna parte emotiva – maldita seas, Pixar, siempre me haces llorar- en mi opinión, el mayor acierto de la cinta, es el cómo se escenifican los conceptos abstractos de la mente, o cómo se explican ciertos fenómenos de la misma (los sueños, las fobias…)

En definitiva, otro gran acierto de Pixar. Divertida, emotiva y tecnicamente impecable. Nada más que decir, salvo que si no la habéis visto ya, estáis tardando.


Nota: 9’5/10

Calificación: EXCELENTE


‘MISIÓN IMPOSIBLE: NACIÓN SECRETA’


Hay que reconocer el mérito, le pese a quien le pese, que tiene Tom Cruise con esta saga. Porque, aunque es un actor al que le tengo algo de tirria -seguramente debido a esas movidas de cienciólogo que tiene en la cabeza- ha sido capaz de no solo mantener, si no revitalizar una franquicia él solito. Viniendo de unas tres cintas normalitas, más bien tirando a flojas – la segunda parte, de John Woo, es un pestiño importante-, y después de una más que notable cuarta entrega, Protocolo Fantasma, llega Nación Secreta, que como ya he dicho, no hace más que confirmar que esta saga aún no ha dicho su última palabra.

Con la premisa de ser la misión más imposible hasta el momento -algo que seguramente repitan en próximas entregas-, el agente del FMI Ethan Hunt (Tom Cruise), deberá hacer frente al Sindicato, una organización formada por ex agentes de agencias de inteligencia de todo el mundo, asesinos letales y altamente preparados, que bueno, quieren conquistar el mundo, y esas cosas de villanos.

Si bien la importancia del argumento se va diluyendo conforme avanza la película -el Sindicato acaba pareciendo una banda de matones genéricos, sin más, que no llega a ser tan amenazante como la pintan-, es la variedad de situaciones, así como el elenco de personajes los que consiguen que la cinta sobresalga. Desde la escena en la Ópera de Viena a la persecución por las calles de Marruecos, Nación Secreta toca todas las variantes de la acción, manteniendo muy bien la tensión en todas y cada una de ellas y resultando bastante espectaculares, sobre todo en los dos primeros tercios de la película.

Aunque como ya he dicho, el otro punto en el que se apoya la película son los personajes; repiten de anteriores entregas Benji (Simon Pegg), Luther (Ving Rhames), y aunque con menos protagonismo que en Protocolo Fantasma, William Brandt (Jeremy Renner). Sin embargo, es la inclusión de Ilsa Faust (Rebecca Ferguson), una agente del Sindicato, la que más ayuda; es un personaje misterioso, del que no tenemos claras las intenciones hasta el tramo final, y la química con el personaje de Cruise resulta bastante creíble, sin llegar a ser forzada, como ocurre muchas veces en este género.

Cine palomitero de calidad, sin muchas pretensiones, y que consigue mantenerte en tensión todo el tiempo. Basicamente, todo lo que se le pide a un buen blockbuster veraniego, ¿no?

Nota: 7’5/10

Calificación: BUENA


‘OPERACIÓN U.N.C.L.E.’

No nos alejamos del cine de espías, aunque sí cambiamos drasticamente del tono con el que se trata. La nueva película de Guy Ritchie, Operación U.N.C.L.E., es la adaptación cinematográfica de la serie The Man From U.N.C.L.E., emitida en Estados Unidos entre 1964 y 1968, y que tenía como protagonista a un agente de la CIA y uno del KGB, que debían cooperar en misiones internacionales para proteger la paz mundial.

La película, que sirve como punto de partida para la serie -así que no hace falta conocer nada de esta-, se sitúa en 1963, y comienza cuando Napoleon Solo (Henry Cavill), un antiguo ladrón convertido en uno de los mejores agentes de la CIA, debe infiltrarse en la Berlín del Este para extraer a Gaby Teller (Alicia Vikander), la hija de un desaparecido científico nazi que había ayudado a los Estados Unidos a terminar con la Segunda Guerra Mundial. Durante su misión se verá perseguido por Illya Kuryakin (Armie Hammer), un peligroso operativo del KGB con la misma misión que Solo, dando lugar una persecución inicial bastante bien llevada. Tras ello, y aunque no es del agrado de ninguno de los dos, ambos agentes se verán obligados a trabajas juntos, acompañados de la joven, para encontrar al padre de Gaby y detener a la familia Vinciguerra, una pudiente familia italiana de ideología fascista que pretende construir misiles nucleares en secreto para provocar una nueva guerra.

Además de la persecución inicial, que antes he mencionado, Operación U.N.C.L.E. sabe llevar bien las pocas escenas de acción que tiene, distribuyéndolas adecuadamente durante las dos horas que dura la cinta. Sin embargo, el punto fuerte de Operación U.N.C.L.E. son los personajes, su desarrollo durante la película, y las relaciones que se forman. Tanto el personaje de Cavill como el de Hammer tienen la suficiente personalidad y carisma como para aguantar el tipo en solitario, pero funcionan especialmente bien cuando comparten escena; el tira y afloja continuo entre ellos, una relación de camaradería llena de desconfianza y traiciones, pero que resulta muy natural y aporta frescura a la película. Alicia Vikander cierra el triángulo protagonista, aunque comparte más escenas con Hammer que con Cavill, siendo la relación con el ruso otro de los puntos que más me gustaron de la película; personajes muy diferentes, pero cuya actuación conjunta no resulta forzada en ningún momento.

Operación U.N.C.L.E. ha sido, personalmente, la gran sorpresa del verano. Una película que, aunque tiene el tono de otras cintas de Guy Ritchie, mezclando la acción, la intriga y su particular sentido del humor -la escena del camión y la lancha es bastante genial-, también tiene sabe encontrar su propio estilo, muy elegante, al que pocas películas nos tienen acostumbrados.

Nota: 8/10

Calificación: MUY BUENA


‘CUATRO FANTÁSTICOS’


Voy a intentar pasar esto rápido, porque es doloroso incluso el recordarlo. ¿Habéis tenido alguna vez una idea terrible pero habéis decidido llevarla a cabo de todas maneras? FOX sí. Como todos sabréis, para evitar que los derechos de Los Cuatro Fantásticos volviesen a Marvel Studios, después de dos películas de ínfima calidad en 2005 y 2007, se decidió hacer un reboot, que se suponía el inicio de una nueva saga de peñícula. Pero al contrario de lo que FOX tenía en mente, esta nueva versión ha resultado ser un tremendo fracaso, tanto en crítica como en taquilla. Y no es para menos. Cuatro Fantásticos es el equivalente cinematográfico a envolverse la chorra con papel de aluminio y meterla en un enchufe.

No dudo de que el elenco protagonista tiene talento interpretativo, el problema es que se lo dejaron bastante lejos del set de rodaje. Miles Teller -si no lo habéis visto en Whiplash, deberíais estar haciéndolo- es el encargado de dar vida a Reed Richards, y lo cierto es que hasta la mitad del metraje, es un personaje con el que es fácil empatizar; sin embargo, en la segunda mitad de la cinta, se vuelve un emo inexpresivo, echando a perder todo aquello que había construido en los primeros minutos. No ayuda que la química entre su Reed Richards y la Susan Storm de Kate Mara sea practicamente nula, limitándose a un par de escenas de tonteo de instituto bastante insustanciales. El cambio de raza de Johnny Storm (Michael B. Jordan) no aporta absolutamente nada, es más, acaba siendo un personaje estereotipado en el peor sentido en el que podría serlo; mientras que Susan, hermana adoptada de Johnny, es una brillante y prometedora estudiante caucásica, él se dedica a robar coches, correr en carreras ilegales y meterse en problemas. Ben Grimmes (Jamie Bell) es el que peor sale parado de el nefasto guión; durante media película no le vemos el pelo, y el resto, es un personaje totalmente plano, sin demasiada coherencia en sus actos. Pero claro, como toda película de superhéroes -aunque estos Cuatro Fantásticos no hacen nada realmente heroico en ningún momento-, hace falta un villano, en este caso, no podía ser otro que Victor Von Doom, un joven anarquista -de los que se ponen la máscara de Guy Fawkes para ir al Salón del Cómic de su ciudad- y que juega a Assassin’s Creed Syndicate -esto último es verídico, se ve en la película-, que, en cierto momento de la película se vuelve malvado por confusos motivos, y utiliza sus confusos poderes -que van desde hacer explotar cabezas y mover piedras con la mente, a abrir portales interdimensionales- para ponerle las cosas difíciles a los protagonistas. No demasiado, se lo quitan de en medio en 15 minutos.

Porque ese es el otro problema de la película, el guión es un terrible despropósito. Aunque solo dura 100 minutos -un metraje bastante corto para una cinta hoy en día-, lo mal distribuida que está la acción hace que se haga pesada en todo momento, y es que esos 15 minutos que implica el enfrentamiento anteriormente citado, son los únicos en los que hay acción. Sumando eso a que en una clara estructura de 3 actos, el tercero, y clímax, no acaba de llegar en ningún momento, hace que Cuatro Fantásticos resulte incompleta y decepcionante en todos los sentidos.

No sé a quién culpar, si a Josh Trank, a la FOX, a los guionistas…pero desde luego, Cuatro Fantasticos es un producto que falla en todos los aspectos, y que incluso hace buena a las películas de Los Cuatro Fantásticos de hace 10 años. Terrible.

Nota: 3/10

Calificación: MALA

Acerca de Chopped

Imagen de perfil de Chopped
Murciano en el Norte. Juego a cosas, veo cosas y a veces escribo sobre ellas. Pero la mayoría de las veces no.

2 comentarios

  1. A mí me dejó frío Rogue Nation, me gustó mucho más la cuarta e incluso la tercera. Me decepcionó un poco pero es una buena película.

    Inside Out está muy bien, no para un 9'5 en mi caso pero muy bien xD

    • Personalmente, también me gustó más Protocolo Fantasma, aunque Nación Secreta me pareció que aguantaba muy bien el tipo, y la antepongo a las 3 primeras.

      Y sobra la nota de Inside Out, bueno, siempre oriento la puntuación a como de recomendable la encuentro, y Inside Out me parece practicamente imprescindible, como casi todo lo de Pixar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by themekiller.com