Inicio / Críticas / Crítica de Serie | ‘Fringe’ – 1ª Temporada

Crítica de Serie | ‘Fringe’ – 1ª Temporada

Toca hablar de una serie que empecé hace un tiempo y cuya primera temporada terminé hace poco, donde la ciencia ficción y el procedimental se dan la mano. Hablo de ‘Fringe’, una serie creada por J. J. Abrams de la que me habían hablado muy bien, y la verdad es que de momento pocas malas palabras puedo dedicarle, pues estamos ante un producto que entretiene y gusta, aunque no llega del todo a enganchar. Y es que en esta primera temporada ‘Fringe’ se dedica a sentar las bases de su particular universo y lo que está por venir, sirviéndose para ello de un estilo procedimental ya mencionado que no siempre le hace bien, pero con una trama global muy interesante de la que vamos conociendo detalles poco a poco y que con su final parece que empieza a emerger de cara al futuro.

Olivia Dunham (Anna Torv), una correcta protagonista que tiene que mejorar

La serie nos cuenta cómo la agente del FBI Olivia Dunham se ve envuelta en un extraño caso que dará un vuelco tanto a su vida profesional como sentimental, un hecho paranormal que deberá resolver, a pesar de sacar a la luz cosas que no le gustaría saber. Para ello, tendrá que obtener la ayuda de Walter Bishop, un científico que fue tachado de loco (aunque lo está realmente) y que reside en el manicomio. Para sacarle de allí, necesitará a su hijo, Peter Bishop. Juntos, trabajan en el caso y consiguen cerrarlo, pero con muchas preguntas a sus espaldas. Y es que poco a poco son conscientes de que hay algo más grande detrás de ello, que no ha sido un hecho fortuito y aislado. Así pues, el jefe de Dunham decide crear una nueva división formada por ellos tres, que se dedique a investigar la serie de sucesos sobrenaturales conocidos como ‘El Patrón’. Aunque puede que os estéis haciendo una idea equivocada, pues aunque sean hechos fuera de lo normal, son todos aceptados científicamente por el doctor Bishop, quien es un experto en esta área de la ciencia poco explorada y denominada ‘ciencia límite’.
Como veis, la idea principal es bastante buena y como mínimo es interesante desde el primer momento. Sin embargo el desarrollo de la serie, aunque no aburre ni se hace pesado, dista mucho de conseguir enganchar al espectador, pues como ya he mencionado se trata de un procedimental con su “caso del día”, el cual tiene cierre al final del episodio. Sin embargo, la serie se esfuerza en conseguir no soltar al espectador, pues aunque haya tramas conclusivas en cada capítulo, nunca deja de aparecer la general, la referida al ‘Patrón’, el llamado ‘Observador’ (que, como curiosidad, decir que aparece en todos los episodios de pasada) y a la misteriosa empresa conocida como Massive Dynamic, surgiendo de las profundidades para ponernos la miel en los labios, sin soltar nada demasiado relevante de una vez. Y es que si algo deja ‘Fringe’, además de un muy buen sabor de boca, son muchas preguntas, más que respuestas, por lo que creo que lo mejor aún está por venir. Esperemos que sepan desarrollarlo e hilarlo todo bien en las siguientes temporadas.
Técnicamente, la serie tiene que mejorar, sobre todo en lo que a efectos especiales digitales se refiere. Es normal, por otro lado, dado el presupuesto que suelen tener estas producciones, y además hay que tener en cuenta que la primera temporada de ‘Fringe’ es del año 2008, pero hay que decir también sus defectos.
Por otro lado, la banda sonora es buena y gusta bastante. Muy pegadiza la pieza de la sencilla cabecera, así como otros temas que suenan durante la serie.

En el laboratorio de Walter pasarán cosas surrealistas… aunque para él tengan sentido…

Centrémonos en la triada protagonista, pues ellos son la serie más que otra cosa. Olivia es una buena protagonista, aunque quizás le falte algo de carisma. Esperemos que próximamente nos gane más. Su evolución está bien llevada, pasando de ser una experimentada pero escéptica agente a estar totalmente inmiscuida en ese nuevo mundo que es para ella la ciencia límite, algo que además toma un trasfondo personal con la trama de su antiguo novio. Además, su pasado SPOILER relacionado con el doctor Bishop FIN SPOILER le da un plus de interés al personaje, aunque aún quedan bastantes interrogantes respecto a esto último que supongo que se resolverán poco a poco. La actriz que le da vida, Anna Torv, hace una actuación correcta en todo momento, aunque tampoco destaca demasiado.
Por otro lado, Peter Bishop (Joshua Jackson), sigue los mismos pasos que su compañera. Carisma normal, cae bien y funciona como protagonista, siempre y cuando comparta el peso. Y es que si por separado ninguno de los dos resulta completamente interesante, cuando están juntos ganan enteros. Esto se debe mayormente a la química de ambos actores, que es muy alta. Supongo que en futuras temporadas ambos mantendrán una relación amorosa, al menos con esa idea nos deja esta primera parte y es lo que me gustaría ver en el futuro.
Y llegamos a Walter, el amo de la función, el mejor personaje de la serie. Walter es extremadamente listo en el campo de la ciencia en general y de la ciencia límite en particular, pero su mayor atractivo es que está como una regadera. El pasar bastantes años en el manicomio le ha pasado factura, y desvaría casi a tiempo completo. Ya puede estar investigando un cadáver que se pone a hablar de comida porque tiene un antojo, llama a su asistente ‘Asteroide’ en lugar de ‘Astrid’ cuando requiere su ayuda, o se pone a bailar porque sí en algún momento serio. Pero no sólo humor encontraremos en el personaje del doctor Bishop, y es que éste también nos emocionará, sobre todo en su difícil relación de padre-hijo con Peter, así como seremos testigos de que no siempre es trigo limpio y que esconde sus trapos sucios del pasado. Un personaje con múltiples dimensiones a quien da vida un genial John Noble. Deseando estoy de ver su evolución, pues seguro que nos depara más sorpresas.
El resto de secundarios no está mal, los más recurrentes son Broyles (Lance Reddick), el jefe de Olivia, que nos irá ganando poco a poco; la siempre enigmática Nina Sharp (Blair Brown); Charlie (Kirk Acevedo), el compañero de Olivia poco carismático; la mencionada asistente del doctor Bishop, Astrid (Jasika Nicole) cuyo rol es más simpático que otra cosa; etc. Todos ellos no destacan demasiado, algo que por otro lado lo veo normal, al fin y al cabo el total protagonismo recae sobre el trío mencionado antes.

Walter, el mejor personaje de la serie, con quien nos reiremos y emocionaremos

El final de temporada nos deja un cliffhanger, cuanto menos, impactante, con una Olivia en una situación de la que no sabemos cómo saldrá, y con la aparición estelar de un personaje que no había aparecido hasta ahora, interpretado por un actor que a muchos les sacará una sonrisa. Lo que no se sabe es si este personaje pasará a ser recurrente o su aparición será anecdótica (visto el percal me decanto por lo segundo). De lo que sí puedo estar seguro es de que ‘Fringe’ no puede hacer otra cosa que mejorar, pues las tramas ya están bien asentadas, a la espera de que los guionistas las desarrollen como es debido. Los que hayan visto ya la serie completa o vayan más avanzados que yo, sabrán, pero por mi parte intuyo que de aquí va a salir algo muy bueno. Espero no equivocarme.

Lo mejor

-El personaje de Walter Bishop.

-El dúo Olivia-Peter.

-La trama de ‘El Patrón’ y todos los misterios que giran en torno a él.

Lo peor

-No engancha mucho.

-El ser un procedimental puede ser un lastre.

-Los efectos digitales son algo cutres.

Acerca de Alex Rojano

Imagen de perfil de Alex Rojano
Creador de la página y el que lleva el cotarro de este chiringuito. Me encantan los videojuegos, el cine y las series, así como escribir de ellos, por eso inicié este blog, y a día de hoy aquí seguimos. Los cómics son mi asignatura pendiente, aunque poco a poco me voy poniendo al día y también podéis leer sobre ellos en la web. De la casa Stark, Padawan en muchos aspectos y vengador a tiempo parcial. Yo soy el que le explica a Nolan cómo tiene que explicar los guiones.

4 comentarios

  1. La segunda y tercera mejoran

  2. Saldrá algo bueno, don't worry. El problema que tuvo Fringe en su inicio fue el presentar la serie con capítulos autoconclusivos aunque después este esquema desaparece y también tener la presión encima de "Lost". Si te olvidas de estos conceptos es una de las mejores series de ciencia ficción que se han hecho. Ya verás, después se lía la "troca" que da gusto. Un saludo!!

  3. Yo he visto la serie completa, que consta de 5 temporadas, y para nada aburre. De hecho, llegará un momento que no podrás de dejar de ver capítulos. No creo que los efectos especiales sean malos, pero lo que no se le puede pedir que tenga los mismo que una película. Yo aconsejo ver la serie hasta el final.

    • Claro, no le pido tener los mismos efectos especiales que una superproducción, pero si éstos son cutrecillos pues hay que decirlo. Me alegra oír que la cosa mejora, todo el mundo me dice lo mismo 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by themekiller.com