Inicio / Análisis / Análisis | ‘Dead Space 3’ (PS3)

Análisis | ‘Dead Space 3’ (PS3)

Tras una notable primera entrega y una sobresaliente segunda parte, los chicos de Visceral Games decidieron cerrar la trilogía con el título que nos ocupa, el cual, aunque por lo general agradó a los usuarios y crítica, fue increpado de varios cambios que según ellos no le favorecieron. Yo creo que esos cambios no le han supuesto ningún mal a ‘Dead Space 3’, y es que el juego no es mejor ni peor que su anterior entrega. Es, simplemente distinto. Y estoy seguro de que estas diferencias (las cuales son, la mayoría de las veces, virtudes), no hubieran supuesto ningún problema si el juego no hubiera llevado el nombre de la saga por título. Porque los jugadores estaban acostumbrados al sistema de juego de los otros dos, y éste se diferencia bastante, lo cual, por otro lado, me parece bien. Porque no tiene que ser una copia de los anteriores para que ‘Dead Space 3’ sea uno de los grandes de la ya pasada generación. Los cambios le sientan genial y le hacen tener su propia seña de identidad. Y además disfrutaremos de lo lindo con ellas, consiguiendo el juego más épico de la saga, tanto por sus novedades como por su argumento. ¿Preparado para poner fin de una vez por todas al terror de los Necromorfos?

Isaac no está solo en esta ocasión

La trama nos sitúa un tiempo después de ‘Dead Space 2’. Isaac vive solo, tras pasar por una relación y ruptura con Ellie, y aún sigue sufriendo las consecuencias de los dos horrores vividos anteriormente, cuando un tal capitán Norton y el sargento John Carver le reclaman. ¿El motivo? Han perdido el contacto con Ellie, quien estaba de misión para encontrar el planeta que originó la epidemia de Necromorfos: Tau Volantis. Isaac acepta, con el único objetivo de salvar la vida a Ellie, pero cuando llegan a su situación, ésta le convence para intentar descender al planeta, pues es allí donde puede que esté la clave para acabar con los Necromorfos. A partir de aquí, la misión de rescate se convierte en algo trascendental para el futuro de la humanidad, pero, obviamente, no será un camino fácil. Peligros, muertes, acción y sorpresas, nos esperarán en el argumento más intenso de la saga, que viviremos, una vez más, con los ojos del antiguo ingeniero de la Ishimura. Esto ya de por sí es un cambio respecto a los anteriores, donde, aunque se nos desvelaban algunas claves del brote Necromorfo, el principal objetivo era sobrevivir. Aquí también, con la diferencia de que son los personajes quienes se meten de lleno en el peligro, y no el peligro quien llega a ellos. Además, es la entrega donde hay más personajes. Isaac andará solo normalmente (si no los sustos no causan tanto efecto), pero sí que interactuará con los tripulantes de la misión a medida que se desarrolle el argumento. En cierta forma, no estará tan solo en el horror que ha de vivir (al que ya anda más que acostumbrado, el pobre).

Hay Necromorfos nuevos y variantes de los originales

Nada más empezar a jugar somos conscientes de la nueva vertiente aventuresca de la que hace gala ‘Dead Space 3’, primero con su prólogo y luego durante los primeros minutos en los que manejamos a Isaac, donde se introducen los tiroteos con otros humanos. Pues sí, también nos las tendremos que ver con los soldados de la uniología, que, guiados por un demente, harán todo lo posible para que nuestra misión en Tau Volantis fracase. La IA de estos nuevos enemigos es satisfactoria, y los tiroteos contra ellos, aunque aparecen bastante poco a lo largo de la aventura, acaban gustando, pues suponen un descanso entre tanto bicho muerto intentando engullirnos. De estos últimos, hay poco que decir, pues a la mayoría los reconoceremos, aunque hay algunos que aparecen por primera vez y que nos pondrán las cosas más difíciles de lo normal, sobre todo al final de la aventura. Para enfrentarnos a ellos el sistema de armamento se ha renovado, y es que ahora iremos encontrando piezas que podremos unir para crear distintas y múltiples armas con las que acabar con los Necromorfos. Desde la típica y siempre fiable cortadora de plasma hasta un lanzallamas, pasando por rifles y otras armas, las cuales se podrán mejorar añadiéndoles circuitos para así incrementar sus características (daño, cargador, etc.). Todo ello, además de aportar novedad, le pone las cosas más fáciles al jugador, que prescinde del dinero al crear él mismo sus propias armas. Pero no os creáis que todo es abundancia, pues los utensilios (armas, circuitos, botiquines y demás objetos) se crearán a partir de recursos que iremos encontrando por el escenario, y no siempre tendremos los necesarios. Por ello, la exploración del entorno vuelve a jugar un papel importante, aunque en menor medida que en los anteriores. Ya no se trata tanto de sobrevivir como de avanzar matando a todo lo que se ponga por delante. Así pues, la dificultad de en el sentido de la supervivencia disminuye, aunque se compensa con enemigos más peligrosos o con la aparición de mayor cantidad.
Por otro lado, tendremos una selección de trajes que variarán según la zona donde nos encontremos. Podremos ir mejorándolo en resistencia, salud, aire y demás, aunque el obtener una nueva armadura no incrementará tus posibilidades de salir airoso de un encuentro, como ocurría en cierta medida anteriormente.

La cortadora de plasma sigue siendo de lo más útil

La aventura se divide en dos claras partes, dependiendo del escenario en el que nos encontremos. Así, al iniciar la misión para encontrar a Ellie y descender a Tau Volantis, nos encontraremos en el espacio, en una zona donde orbitan varias naves, las cuales están atestadas de enemigos. En esta parte serán comunes los momentos de volar con nuestro traje en la gravedad cero del espacio, y además es la que más recuerda a las anteriores entregas, al explorar naves oscuras con numerosos peligros.
Una vez descendamos al planeta, el registro cambia un poco y vuelve a tirar hacia la aventura, tanto por las situaciones como por el entorno. Tau Volantis es un planeta helado que tendremos que recorrer de cabo a rabo, para cumplir nuestros objetivos, mientras vamos descubriendo la verdad sobre el origen de la infección Necromorfa. Exploraremos llanuras nevadas, bases de investigación, cuevas heladas llenas de muertos infectados que nos atacarán… Es en esta parte (la mayoría del juego) donde más situaciones nuevas nos encontraremos, siendo las más comunes las de ascensiones por las paredes de las montañas. Pero aparte de éstas, hay muchos más momentos jugables destinados a aumentar la intensidad de la experiencia, a hacerlo todo más épico (el descenso al planeta en la lanzadera, por ejemplo). En ‘Dead Space 2’ ya se introdujeron, con el fin de que el título fuera más variado. Aquí los hay en abundancia, siendo el culmen ese tanto espectacular como agobiante final (esta vez sí tenemos un jefe final a la altura, algo que eché en falta en el anterior). Sin embargo, también hay espacio para el terror. Comparte cantidad con la aventura, sí, pero aparece igualmente e igual de bueno que siempre, con esos escenarios oscuros y los sustos que te pegas cuando aparece un Necromorfo de buenas a primeras.
Por otro lado, contaremos con múltiples misiones secundarias, zonas aisladas del recorrido principal (aunque igualmente con la presencia de Necromorfos) que podremos explorar para conseguir recursos, las cuales proporcionan más tiempo de juego a un título que ya de por sí no es corto. Algunas de estas misiones sólo se podrán hacer por cooperativo online con otro jugador, quien se pondrá en la piel de Carver para ayudarnos. No las he probado pues lamentablemente ninguno de mis amigos tiene el juego, pero sin duda es un añadido a tener en cuenta que aumenta la vida de ‘Dead Space 3’. Es el único multijugador que encontraremos, el competitivo que hizo acto de presencia en la anterior entrega ha desaparecido, y la verdad es que no se le echa de menos.

“Ven aquí, que te voy a dar un abrazo”

En cuanto al apartado técnico, éste es muy notable. Los gráficos se han mejorado, consiguiendo los mejores de la saga y dejando estampas espectaculares, tanto en el espacio como en el planeta. Todo está muy bien hecho, las texturas, las luces, las animaciones… Es el juego donde más zonas naturales y al aire libre hay, y han hecho un buen trabajo al recrearlo, pues el resultado es más que satisfactorio. Igualmente, los personajes cuentan con los modelos más reales de los tres juegos.
El sonido, a nivel de efectos y doblaje sigue siendo igual de bueno. Es en la música cuando volvemos a notar ese cambio tirando hacia la aventura, pues es lo que inspira la banda sonora. Ahora es más rápida, pocas veces oiremos ese hilo de música cuya finalidad era alterarnos los nervios. Aquí suena toda de golpe cuando salen los enemigos, y cuando aparece en momentos más calmados es con un tono que pretende inspirar más epicidad. En el conjunto el resultado no está mal, pero se echa en falta que sea un elemento más activo a la hora de infundirnos miedo.

En las misiones cooperativas online, Carver nos echa una mano

Con esta tercera entrega parece que se cierra la historia de Isaac, con un final sorprendente, emocionante y épico para una trilogía que me ha dado muy buenos (y malos) momentos frente a la pantalla. Con sus más y sus menos, ‘Dead Space 3’ es un título sobresaliente, que no convenció a mucha gente por sus evidentes cambios, pero, lo dicho, para mí no han sido un aspecto negativo, los he disfrutado totalmente y han ayudado a crear un enorme final a la saga ‘Dead Space’. Pero, ¿es éste el final? ¿Volveremos a toparnos con los Necromorfos? Nunca se sabe…

Lo mejor

-La historia más intensa de la saga.

-La abundancia de momentos jugables épicos.

-El apartado gráfico y la recreación del espacio y Tau Volantis.

-Los cambios aventurescos introducidos.

Lo peor

-La música pasa a un segundo plano a la hora de infundir terror.

Acerca de Alex Rojano

Imagen de perfil de Alex Rojano
Creador de la página y el que lleva el cotarro de este chiringuito. Me encantan los videojuegos, el cine y las series, así como escribir de ellos, por eso inicié este blog, y a día de hoy aquí seguimos. Los cómics son mi asignatura pendiente, aunque poco a poco me voy poniendo al día y también podéis leer sobre ellos en la web. De la casa Stark, Padawan en muchos aspectos y vengador a tiempo parcial. Yo soy el que le explica a Nolan cómo tiene que explicar los guiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by themekiller.com