Inicio / Reseñas / Reseña: Aniquilación

Reseña: Aniquilación

Tras largo tiempo sin escribir nada ni en Zona Boom ni en mi propio blog os traigo finalmente una nueva entrada. Hoy toca reseñar una de las sagas cósmicas más magníficas de toda la era Marvel y que curiosamente no se trata de un clásico de hace décadas, sino de un crossover lanzado en 2006 que supondría el cruce de distintos personajes cósmicos de la Casa de las Ideas. En Aniquilación vemos personajes muy relacionados con la próxima película de Marvel, Guardianes de la Galaxia, tales como Drax, el cuerpo Nova, Ronan el Acusador…

La Saga del Guantelete del Infinito o La Saga de Korvac son algunas de las mejores historias del Marvel Cósmico, es decir, la parte de la editorial encargada de los superhéroes, villanos y demás personajes que habitan fuera del planeta Tierra. Con Aniquilación, nos encontramos con una historia que se puede codear perfectamente con las dos anteriores mencionadas, siendo el guionista principal de la trama el veterano Keith Giffen. Sin embargo, con el paso del tiempo serían recordados dos guionistas a raíz de este evento: Dan Abnett y Andy Lanning.

Aniquilación se puede definir como una historia coral, en la que los caminos de distintos personajes, algunos héroes, otros, viejos villanos de la Tierra, se verán entrelazados para combatir una amenaza común: Annihilus. Como buen tirano cósmico que es, Annihilus no ha venido solo y ha traído a todo su ejército que rápidamente pone en jaque a gran parte de la galaxia, si a esto le sumamos que el señor de la Zona Negativa se codea con gente de la talla del titán loco Thanos, la cosa pinta chunga. El avance de Annihilus provoca la alianza entre razas enemistadas desde hace siglos, como son los kree y los skrull, así como la participación de dos personajes de dimensiones épicas, acorde con la trama: Estela Plateada y Galactus. Sin olvidarnos de otros personajes como Drax, Nova o Gamora que hacen redonda la historia.

 

Al tratarse de varias historias centradas en los diversos personajes, hay un baile de de guionistas y de dibujantes en cada número practicamente. Sin embargo, al situar la trama bajo un punto de vista agobiante, no nos importa este vaivén artístico entre los que están Andre di Vito, Renato Arlem o Scott Kollins que se encargan de atiborrar de alienígenas las páginas de este evento cósmico, dando una ambientación bélica perfecta. Tampoco hay que olvidar las magníficas portadas de Gabriele Dell´Otto. Por otro lado, el guión también pasa por varias manos siendo  Keith Giffen el encargado de la trama central (Annihilation), pero como he mencionado antes, son los guionistas de la parte de Nova, Dan Abnett y Andy Lanning los que salen triunfantes de esta saga ya que ellos serán los encargados no solo de construir la secuela de dicho evento: Aniquilación: Conquista, sino de los actuales pilares sobre los que se asienta el “Marvel Cósmico”: Guerra de Reyes, El Imperativo Thanos, Los Aniquiladores

Hasta el famoso Estela Plateada tiene algo que decir en esta invasión

No esperéis encontrar en esta saga a personajes como el Capitán América, Iron Man o el Doctor Muerte. Pero todos aquellos que le deis una oportunidad a esta saga, que por cierto Panini ha recopilado este mismo mes en un solo tomo, os encontraréis con una más que notable historia que supone el punto perfecto para dar los primeros pasos en el Marvel Cósmico. La invasión de Annihilus solo es el principio, aquellos que sois
novicios en este universo más de ciencia ficción si cabe en Marvel,
quedaos porque luego tendréis para rato unos personajes que en unas semanas van a ser muy populares: Los Guardianes de la Galaxia.

Lo que precede a Aniquilación. ¿Os suenan?



Valoración: 9/10

         

Acerca de Guille Álvarez

Imagen de perfil de Guille Álvarez
Aficionado a la ciencia ficción, fantasía y aventuras, sea el formato que sea (cine, libros, series o cómics), pero por encima de todo aficionado a los superhéroes. Desde bien pequeño ya tenía afición por las viñetas de todos los géneros: Capitán Trueno, Batman, Mortadelo y Filemón… aunque sólo fuera para pintarrajearlas. Sin embargo mi sentido arácnido zumbó al ver las series animadas de Batman, X-Men y Spider-Man a mediados de los 90. Fue entonces cuando me volví un lector voraz del cómic de superhéroes: como casi todos empecé con Spider-Man y acabé leyendo hasta La Chica Ardilla. Conozco los caminos de la Fuerza, fui Batman por un tiempo, conseguí escapar de Raccoon City y ¡YA NO TENGO HILOS!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by themekiller.com