Inicio / Críticas / Crítica de Cine | ‘Capitán América: El Primer Vengador’

Crítica de Cine | ‘Capitán América: El Primer Vengador’

La última película de Marvel Studios antes de ‘Los Vengadores’ fue la dedicada al Capi, uno de mis superhéroes favoritos. Pero, ¿estuvo la cinta a su altura? Sí, la película es una buena mezcla de aventuras, acción y humor en pequeñas dosis; un film efectivo para contar el origen de un superhéroe. ¿Podría haber sido mejor? Pues también, y es que el film tiene muchas cosas que me gustan, aunque también tiene defectos que deberían haber pulido para que les hubiera quedado una película redonda. Sin embargo, como digo, en general supone una cinta muy entretenida y divertida, que en ningún momento se hace pesada. Una digna película para presentar al Capitán América, a quien un año más tarde veríamos liderando a los Héroes más Poderosos de la Tierra.

Steve y la agente Peggy Carter formarán una pareja correcta

Comencemos por el argumento. La película comienza con unos científicos descubriendo el yacimiento donde el Capi está congelado, para inmediatamente después retroceder en el tiempo y contarnos cómo llegó Steve Rogers a estar dormido bajo el hielo. La característica de contar la historia del Capitán desde el principio, sus aventuras durante la Segunda Guerra Mundial, antes de que lo encontraran sesenta años después, me parece de lo más acertada. Podrían haber tocado el tema por encima y empezar a contar sus peripecias de superhéroe en el mundo moderno, pero creo que ello habría entorpecido la película, se necesita contar el origen de todo superhéroe primerizo en la gran pantalla, y aquí lo hacen genial. Nos narran como Steve Rogers, un muchacho débil y escuálido de Brooklyn intenta alistarse en el ejército innumerables veces, todas sin éxito, para poder luchar en el frente contra las fuerzas de Hitler. Sin embargo, un día al intentar alistarse en otra ciudad, un científico alemán que colabora con los estadounidenses ve algo en él, convicción y valentía, por lo que decide aceptarlo en el ejército, y le propone que sea el conejillo de indias para un experimento que podría mejorarlo a él y a muchos, algo que podría resultar clave para ganar la guerra. El experimento sale bien, pero por unas inesperadas circunstancias se destruye el resto de suero que hace cambiar a Steve, quedando éste como el único portador, el Capitán América.

El carismático Capi dando órdenes a sus sosos compañeros

La cinta se desarrolla muy bien, se podría decir que se divide en tres actos: nos muestra cómo es la vida de Steve antes de convertirse en el Capitán América, su paso por los escenarios tras este hecho y sus aventuras con el ejército, y la satisfactoria batalla final. Todo ello salpicado con grandes momentos, geniales diálogos y escenas de acción muy emocionantes, con lo que el film no se hace pesado en ningún momento, divierte bastante ver cómo Steve pasa de ser un sencillo chaval a todo un icono y héroe para el país en tiempo de guerra. Su evolución hasta llegar a este status pasa por distintas fases, y todas son muy interesantes y entretenidas de ver.
Un detalle que me gusta es la representación de todo el simbolismo que representa el Capitán América, algo que se hace palpable cuando no lo quieren en el ejército y lo utilizan para hacer propaganda de guerra, con actos, películas, o incluso cómics (la portada de los cómics que salen es la original de la primera aparición del Capi sobre el papel, allá por 1941).
Por otro lado, la cinta conecta muy bien con todo el universo cinematográfico Marvel, siendo lo más representante esa TREMENDA escena final en la que veíamos a un Steve perdido por el Nueva York actual y rescatado por Nick Furia. Lo último que veríamos antes de ‘Los Vengadores’.
Sin embargo, el guión también tiene algunos defectos, comenzando por toda la americanería que desprende la película. Que sí, que es la peli del Capitán América, pero en ocasiones tantos topicazos llegan a cansar.
Otro aspecto que no me gustó mucho es que es demasiado fantástica. Puede parecer tonto decir esto, al fin y al cabo estamos hablando de una película de superhéroes, pero no me digáis que no chirría demasiado ver a soldados estadounidenses, thompsons en mano, luchar contra unos futuristas soldados de Hydra que disparan armas alimentadas por el Teseracto. Que había momentos en los que parecía que estaba viendo ‘Star Wars’, y no podemos olvidar que la cinta, aunque esté incrustada dentro del universo cinematográfico Marvel, se desarrolla en los años cuarenta. Lo mismo es ver al Capi enfrentándose a un enorme y futurista tanque de Hydra, algo que dado el contexto se vuelve a ver muy irreal.

Cráneo Rojo, un villano que funciona, pero no al suficiente nivel

Hablemos ahora de los actores y personajes, encabezados por un Chris Evans hace a las mil maravillas de Steve Rogers/Capitán América. Y es que Evans es al Capi casi lo que es Downey Jr. a Tony Stark. El grado de conversión puede que no sea tan perfecto como en el caso del actor de las cintas de ‘Iron Man’, pero poco o nada se le puede reprochar. Evans ofrece un Steve Rogers como nos lo imaginamos, honorable, seguro de sí mismo, decidido y valiente. Un Capitán la mar de carismáticos al que todos seguiríamos en la lucha, y que consigue imponer en muchos momentos. Además, el personaje hace gala de un humor ingenioso, con el que no te ríes a carcajadas (ni falta que hace con el Capi) pero que te saca una sonrisilla, lo cual es lo ideal, no queremos más, él no es Stark (por seguir comparándolo con el genial personaje de Downey Jr.).
Por otro lado, Hayley Atwell, el interés amoroso del Capi, ofrece una actuación correcta, de chica dura, pero que aporta carisma. La química entre los dos actores no es que sea de un alto grado, pero es efectiva y no desentona.
En cuanto a los actores secundarios, cabe destacar el papel de Tommy Lee Jones, un líder tan carismático como duro, un papel que le viene como anillo al dedo al actor.
El personaje del doctor Erskine, interpretado por Stanley Tucci, también es correcto y desempeña su papel en la trama de forma efectiva.
Los demás personajes secundarios no son muy destacables (excepto Howard Stark, cuyo personaje es bastante bueno y agradecemos al conectar con el universo Marvel), siendo el equipo del Capitán un grupo de segundones que intentan aportar algo de carisma, pero no lo consiguen en la mayoría de los casos. Y es que hubiera sido de agradecer que Bucky, por ejemplo, un personaje importante en la vida del Capi, hubiera influido más en el espectador, sin embargo esto no se consigue, hasta tal punto que su destino nos es totalmente indiferente.
Y llegamos al villano, un personaje que nos dejará totalmente indiferentes. Tenemos a Hugo Weaving haciendo de Cráneo Rojo, un nazi líder de Hydra (su propia división de tecnología avanzada), en una actuación que definitivamente no es de lo mejor de su carrera, y es que además de que el personaje apenas tiene carisma, se le ve muy sobreactuado en muchas ocasiones. Y si a eso le sumamos la careta… sí amigos, porque lo que vemos en pantalla no es un cráneo calcinado, es una careta de carnavales. Peor realizada imposible. Está claro que algo así nunca podrá quedar realista del todo, pero hay ciertos grados, y esta representación está muy alta en la escala de lo irreal. ¿No hubiera sido mejor una cabeza calcinada, al estilo de Dos Caras en ‘El Caballero Oscuro’, solo que con un alto tono rojizo? Yo creo que el resultado hubiera sido más sobresaliente. Por estos hechos, la calidad de la actuación y la representación del personaje, Cráneo Rojo es un villano que no llega a infundir todo el miedo que debería. ¿Cumple bien su función? Sí, es un malo malísimo, todo lo contrario a lo que representa el Capitán América, pero también podría haber sido mucho más, un enemigo que igualara en presencia y carisma al héroe que nos ocupa, un verdadero reto para el Capi.

El uniforme del Capitán América es genial

Por último, hablar de la ambientación. Tratándose de una película de época, decir que la representación del contexto de los años cuarenta es bastante buena, a excepción de lo ya hablado del futurismo que predomina en la organización de Hydra, que chirría bastante.
El traje del Capi no podría ser más acertado, una representación más uniformada de su clásico disfraz (el cual viste en la cinta también, a modo de guiño al clasicismo del personaje), con muchos correajes y un casco a modo de antifaz. Muy acertado, sin duda. Además, la evolución del traje y el escudo es de lo mejor, pasando por varias fases: disfraz-chaqueta con casco y escudo triangular-uniforme y escudo redondo. Así, tenemos varias representaciones del personaje, el cual ha lucido varios aspectos a lo largo de su extensa trayectoria en los cómics.
Refiriéndome a los efectos especiales, decir que éstos flojean algunas veces a lo largo de la cinta. No son malos, en general no están nada mal, pero sí es cierto que en muchos planos y momentos desentonan bastante y nos damos cuenta de que lo que estamos viendo no es real (la repetición de los soldados de Hydra en cierta escena o la explosión del tanque gigantesco que ataca el Capi, por ejemplo, ambos momentos muy mal realizados). Sin embargo, me sorprende lo bien hecho que está Steve Rogers antes del experimento, lo bien que incrustan la cara de Evans en el cuerpo de otro actor, no desentona para nada. No entiendo este desajuste de calidad en los efectos especiales, la verdad.
Otro detalle que no me agrada demasiado es la fotografía, demasiado fría para este tipo de película.
En cuanto a la banda sonora, tenemos un muy buen score de Silvestri, sin embargo he de decir que no me apasiona. Hay momentos que suenan igualmente en ‘Los Vengadores’ (cuya banda sonora también es suya), y que me gustan mucho, y el tema principal es muy acorde con el personaje del Capitán América y su época, y muy pegadizo. Cumple bien su función, la de identificarse a las mil maravillas con el héroe de la cinta, y reconozco que es un trabajo bastante bueno, pero le falta algo, ese algo que hace que me ponga a escucharla tras haber visto la peli, y en este caso no ha sido así. Supongo que habrá quien la disfrute más o menos, pero en líneas generales es un buen trabajo.

Una película muy recomendable, aunque podría haber dado más

En conclusión, ‘Capitán América: El Primer Vengador’, es una muy buena cinta del género superheróico, que cuenta a la perfección el origen del Capi, y de una forma muy divertida. ¿La mejor película pre Vengadores? Pues no lo sé, tendría que revisionar las dos de ‘Iron Man’ para comprobarlo (sí, las dos, la segunda entrega también me gusta y me parece muy divertida), pero si no lo es ha sido por muy poco, una lástima de esos ciertos defectos que suponen un lastre, aunque como digo no aburre en ningún momento y es muy recomendable.
A ver cómo se desempeña el Capi en su segunda entrega, la cual se estrena este viernes y pinta muy, pero que muy bien. Las expectativas están altas con ‘Capitán América: El Soldado de Invierno’. Esperemos que no defraude.

Lo mejor

-Muy bien contada y muy divertida.

-El personaje del Capitán América y el carisma con el que lo dota Chris Evans.

Lo peor

-Los efectos especiales flojean en algunos momentos.

-Todos esos detalles futuristas y cósmicos que desentonan bastante con la época.

Acerca de Alex Rojano

Imagen de perfil de Alex Rojano
Creador de la página y el que lleva el cotarro de este chiringuito. Me encantan los videojuegos, el cine y las series, así como escribir de ellos, por eso inicié este blog, y a día de hoy aquí seguimos. Los cómics son mi asignatura pendiente, aunque poco a poco me voy poniendo al día y también podéis leer sobre ellos en la web. De la casa Stark, Padawan en muchos aspectos y vengador a tiempo parcial. Yo soy el que le explica a Nolan cómo tiene que explicar los guiones.

Un comentario

  1. En general, esto muy de acuerdo con tu reseña, los dos la tenemos puntada igual, la secuela esta cerca!!! y no te preocupes en que una reseña sea larga, es mucho mejor para asi informar mejor. Un Saludo Alex! 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by themekiller.com