Inicio / Análisis / Análisis | ‘Prince of Persia: Las Arenas Olvidadas’ (PS3)

Análisis | ‘Prince of Persia: Las Arenas Olvidadas’ (PS3)

Buenas, hoy os voy a hablar de un juego que me he terminado y me ha gustado mucho. Se trata de ‘Prince of Persia: Las Arenas Olvidadas’, un título que ya lleva un tiempo en el mercado y del cual se han escuchado todo tipo de críticas. Deciros que a mí me ha parecido un juegazo, que nos devuelve a los juegos originales del Príncipe en PS2, con el mismo sistema de juego que hizo tan famoso al Príncipe de Persia, pero con mejoras en las plataformas y el sistema de lucha. Todo ello acompañado de una ambientación única.

La trama nos sitúa en un reino gobernado por Malik, hermano del Príncipe, el cual ve que su ciudad va a ser invadida por un ejército enemigo. Ante este problema decide liberar a un antiguo ejército conocido como el Ejército del Rey Salomón, creyendo que le ofrecería la bastante ayuda para liberar a su reino de los atacantes. Pero las tropas de este antiguo ejército resultan ser malvadas y estar a la orden de Ratash, un ser muy poderoso encerrado en una cámara junto a sus tropas por medio de un amuleto, el cual se parte en dos, quedándose una parte Malik y otra el Príncipe.

Así que el Príncipe, el cual había ido al reino para aprender de su hermano, se ve envuelto en una difícil misión para encontrar a Malik y unir las dos partes del amuleto con el fin de volver a encerrar al oscuro ejército. En esta misión tendrá la ayuda de una Djinn, una especia de diosa, llamada Razia, la cual le advertirá sobre peligros y le ayudará dándole poderes.
El juego cronológicamente se sitúa entre ‘Las Arenas del Tiempo’ y ‘El Alma del Guerrero’, y nos presenta una trama bastante mejorable y no tan interesante como la de los juegos de PS2, pero aún así entretiene.
Los personajes como en la mayoría de los juegos de la saga, son escasos, y el príncipe en esta ocasión es una mezcla del visto en el primer juego y en el segundo, aunque no llega a tener esa personalidad que desprendían los otros, y resulta un poco soso. Principalmente, a esto también ayuda su voz, la cual cambia para bastante mal.

Me dirijo ahora a los gráficos, los cuales no están nada mal. El diseño de los personajes (sobre todo del príncipe) y de los entornos me ha encantado, nos da la sensación de grandiosidad que se nos mostró en la primera trilogía. Si bien decir que los momentos de cinemática podrían haber mejorado un poco, y resaltar algunos detalles no pulidos, como la textura del agua (peor diría que la del primero juego). Otro fallo garrafal que le veo es que en los chorros de agua que nos sirven de barras para balancearnos (cuando activemos el poder de solidificar el agua) mientras no están solidificados, el agua cae hacia abajo y simplemente desaparece, no cae al suelo ni nada, y si nos colocamos debajo ni siquiera nos moja. Este detalle podrá parecer una tontería, pero a mí no me ha gustado, y lo podrían haber mejorado.

Pero sin contar estos pequeños defectos, los gráficos me han parecido muy buenos, con personajes que resaltan bastante y escenarios espectaculares.

En cuanto al sonido del juego, he de decir que podría haberse mejorado la voz del Príncipe. Yo le hubiera puesto la voz del primer juego, o una parecida, ya que el personaje que se nos muestra se acerca más al Príncipe joven visto en ‘Las Arenas del Tiempo’ que al más mayor de ‘El Alma del Guerrero’. La voz de los demás personajes no están tan mal.

Por otra parte, la música estará siempre presente, y será como bien nos tiene acostumbrados esta saga, con toques árabes y melodías para nada desagradables, aunque tampoco son de éstas que se te quedan en la cabeza, pero no me puedo quejar.
En definitiva, el apartado sonoro cumple correctamente su función, excepto en algunos casos, pero sin destacar.

Y ahora, vamos con lo que de verdad hace un juego bueno: su jugabilidad. En este apartado el juego se merece un sobresaliente, y es que las plataformas a las que nos tiene acostumbrados el Príncipe se mejoran en cuanto a otros títulos, aportando nuevas situaciones, como el poder de solidificar el agua, con el cual en un cierto tiempo podremos correr por cascadas, balancearnos por chorros, o trepar por columnas de agua. Éste es un gran añadido, al igual que el poder de recordar como era un escenario (disponible sólo en una parte del juego, y no en su mayoría) el cuál también es de agradecer. Estos dos poderes, el del agua y el de recordar, supondrán unos momentos de plataformas bastante originales.

Además de las plataformas de siempre y de las añadidas con estos nuevos poderes, tendremos las típicas trampas que nos lo pondrán difícil en más de una ocasión.
Por supuesto, también tendremos el poder de las arenas del tiempo, para volver al pasado siempre que nos caigamos del algún sitio o fallemos en un movimiento.
En cuanto al sistema de combate he de decir que me ha sorprendido gratamente. En este juego los enemigos saldrán por oleadas, y llegaremos a estar realmente rodeados por ellos. En anteriores juegos, también salían bastantes enemigos, pero era distinto, tenías que pensar cada movimiento para que no te dieran y no gastar las arenas del tiempo, era más estratégico. Aquí tendremos que ir a por ellos a saco, ni estrategia ni nada, lo cual me recordó un poco al sistema de combate de ‘God of War’.
Otro añadido es que no sólo tendremos la espada para defendernos, sino que también una serie de poderes (otro aspecto que me recordó a GoW) y podremos librarnos de los enemigos fácilmente ya sea con un remolino de viento u otros poderes. Éstos poderes, al igual que la vida y otros aspectos, se podrán mejorar con los puntos que nos den al matar a los enemigos.
Por otro lado, también encontramos puzles que guardarán una estrecha relación con las plataformas, en varias ocasiones, y que supondrán un respiro entre tantas oleadas de enemigos. Sin embargo, no es que sean muy complicados, y se superan fácilmente.
Como pega a la jugabilidad diría que la cámara y el control en ocasiones nos jugarán malas pasadas, sobre todo en los momentos plataformeros. En los momentos de lucha no supondrán casi ningún problema.
Al modo historia se le une un modo desafío (y otra cosita más que me recuerda a GoW) bastante corto (al igual que la historia), por lo que al pasarte la trama principal el juego es muy poco rejugable.
Resumiendo, una jugabilidad atrapante, en la cual resultan más difíciles las plataformas que las batallas contra los enemigos, los cuales no supondrán ningún problema en casi ningún momento.
Es un juego bastante facilón la verdad, incluso en la batalla final se puede terminar fácilmente con la mayoría de la vida y sin demasiadas complicaciones.

Finalmente he de decir que me ha parecido un juego muy bueno. Había oído críticas muy duras sobre el título, tachando de simples sus gráficos, y considerándolo un producto totalmente comercial como consecuencia de la película del Príncipe, la cual se lanzó a la vez que el juego.

Pues a mí no me ha parecido eso. Si esta entrega salió simplemente para promocionar de alguna forma la cinta, no es el típico juego de película, que puede llegar a ser entretenido y ya está. Este título ofrece una historia si no muy interesante por lo menos original, y nada tiene que ver con el film. Éste merece ser un juego más de la saga, y aunque no llena tanto como la trilogía original de PS2, es muy recomendable y tendría que ser jugado por todo fan del Príncipe, ya que este título desprende calidad.
Lo mejor

-Los niveles y las plataformas, bastante originales.
-El diseño de los personajes y el escenario.
-El sistema de combate y los nuevos poderes del príncipe.
Lo peor

-Es muy corto.
-Demasiado fácil generalmente, a excepción de algunos momentos de plataformas que nos sacarán de quicio.
-El control y la cámara en algunas ocasiones.
-El doblaje del Príncipe.

Acerca de Alex Rojano

Imagen de perfil de Alex Rojano
Creador de la página y el que lleva el cotarro de este chiringuito. Me encantan los videojuegos, el cine y las series, así como escribir de ellos, por eso inicié este blog, y a día de hoy aquí seguimos. Los cómics son mi asignatura pendiente, aunque poco a poco me voy poniendo al día y también podéis leer sobre ellos en la web. De la casa Stark, Padawan en muchos aspectos y vengador a tiempo parcial. Yo soy el que le explica a Nolan cómo tiene que explicar los guiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by themekiller.com