Inicio / Análisis / Análisis | ‘MotorStorm: Arctic Edge’ (PSP)

Análisis | ‘MotorStorm: Arctic Edge’ (PSP)

Hoy os vengo a hablar de un juego que terminé hace poco (aunque lo llevo jugando bastante tiempo), el cual me ha encantado. Os hablo de ‘MotorStorm: Arctic Edge’, un título para PSP de la saga que nos ofrece las carreras más frenéticas y explosivas hasta el momento. Este título no iba a ser menos, y transporta estas carreras al círculo polar ártico, por lo que tendremos nieve, mucha nieve.

Para comenzar, y lo primero que veremos al empezar una carrera, son los espectaculares gráficos de los que hace gala el juego. Verdaderamente uno de los mejores apartados visuales que he visto para la portátil de Sony. Y es que todo está al detalle, tanto los vehículos, como los entornos y paisajes, las pistas… todo impresionante. Las texturas son de lo mejor, y eso se nota bastante en la nieve, que queda marcada, por ejemplo, al pasar sobre ella en ciertos lugares.

Otro de los puntos fuertes del juego es su sonido. Los efectos sonoros son correctos, pero por lo que verdaderamente destaca el juego es por las canciones que incluye, las que oiremos mientras corremos o mientras estamos en el menú, las cuales son una selección de temas de distintos grupos de rock y pop y además de eso, son muy pegadizas.

Los estupendos gráficos y el acertado apartado sonoro se unen a una jugabilidad que engancha muchísimo. Para empezar contamos con el modo ‘Festival’, el modo principal del juego, el cual está dividido por clasificaciones y va aumentando de dificultad respecto a la clasificación en la que nos encontremos. En total hay 8 clasificaciones. Éste es el modo principal, y en el que iremos desbloqueando coches, vídeos, y más material a medida que vayamos avanzando y siempre que consigamos el oro en las carreras. Unas carreras que se desarrollan en unas pistas realmente espectaculares y originales, además de variadas, pues hay bastantes, y en dos sentidos, lo que da lugar a variadas situaciones depende de si jugamos en la pista en modo normal o invertido. Es un sistema de juego en el que tendremos que aprendernos, literalmente, cada detalle de cada pista para no errar en la carrera y así poder conseguir llegar los primeros, además de poder administrar bien el nitro, el cual se podrá enfriar en varias zonas de la pista, como cuando pasamos por nieve profunda o cruzamos un pequeño charco de agua.

Hay pistas que son exclusivamente de nieve, mientras que otras son  de barro, y en muchas de ellas nos encontraremos con grandes saltos, los llamados bobsleigh, puentes de hielo que podremos hundir si llevamos un vehículo lo suficientemente pesado, podremos crear avalanchas para hacer chocar a nuestros rivales…
Otro aspecto que nos gustará es la opción de personalizar vehículos, los cuales ya de por sí molan bastante, pero si lo deseamos podemos cambiarle el color, la carrocería, los faros, el tubo de escape, etc. Además nos encontraremos con un amplio abanico de vehículos, desde motos de nieve hasta quitanieves, pasando por camiones, buggys o coches de rally. Cada uno de ellos con una característica que otro no tiene, por ejemplo, si usas una moto, puede que corra más, pero te arriesgas a que un camión te atropelle o te embista, pues su estabilidad es peor que la de cualquier otro vehículo. Así, la elección de cada automóvil depende de la habilidad en la pista de cada jugador.

Y si nos empieza a aburrir el modo ‘Festival’, siempre podemos jugar en el modo contrarreloj, o en el multijugador online, éste último bastante correcto, aunque algo simple. Básicamente se trata de correr contra otros jugadores e ir ganando puntos dependiendo en la posición que quedes. Según vayas ganando puntos, vas subiendo de clasificación, habiendo un total de 5 clasificaciones.

Como veis, hay múltiples opciones de juego. Pero aún no he hablado del control, un aspecto muy importante en los juegos de conducción. Y he de decir que está bastante conseguido, lo que no quiere decir que sea fácil. En ocasiones deberemos ser muy habilidosos para llevar bien el vehículo, pero sólo en las zonas donde hay más baches en el terreno o hay curvas cerradas. Pero generalmente, se controla bastante bien.
Y para terminar he de decir que este juego tiene bastantes extras que los aficionados disfrutaremos, como por ejemplo, vídeos, pilotos (que se pueden cambiar por el que tenemos), o insignias. La idea de las insignias está bastante bien, pues aunque PSP no tiene opción de trofeos como su hermana mayor, las insignias en este juego hacen su trabajo, y las conseguiremos si hacemos determinada acción, ya sea explotar el nitro tantas veces o conseguir el oro en tales carreras. Por este motivo, este título es también bastante rejugable.

En definitiva, al jugar a este juego nos encontramos con un título de conducción excelente, que cuenta con unos gráficos de lujo, canciones pegadizas, y unas pistas y vehículos muy originales, así como muchas horas de diversión. ‘MotorStorm: Arctic Edge’ es un juego muy recomendable para los amantes de la velocidad y de las carreras frenéticas. Sin duda, de lo mejorcito de PSP en este género.

Lo mejor
-Los gráficos.
-Las pistas y entornos, verdaderamente originales.
-Los vehículos y la opción de personalizarlos.
-La banda sonora.
-Bastante largo y rejugable.
Lo peor
-El multijugador es correcto, pero un tanto simple.

Acerca de Alex Rojano

Imagen de perfil de Alex Rojano
Creador de la página y el que lleva el cotarro de este chiringuito. Me encantan los videojuegos, el cine y las series, así como escribir de ellos, por eso inicié este blog, y a día de hoy aquí seguimos. Los cómics son mi asignatura pendiente, aunque poco a poco me voy poniendo al día y también podéis leer sobre ellos en la web. De la casa Stark, Padawan en muchos aspectos y vengador a tiempo parcial. Yo soy el que le explica a Nolan cómo tiene que explicar los guiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by themekiller.com